Sobre la soberbia y mala memoria del Diputado Urrutia (UDI)

Por Cristian Sáez / @cssaez

Un paso en falso dio el diputado UDI, Ignacio Urrutia, en la Cámara de Diputados, cuando llamó “cobarde” al ex presidente Salvador Allende Gossens. El hecho  significativo se da en instantes en que se cumplen 39 años del golpe militar perpetrado por el ex dictador General Augusto Pinochet Ugarte.  Una conmemoración de los  cientos de chilenos muertos y la del propio presidente Salvador Allende, en manos del gobierno dirigido por el ex jefe militar.

Sobre este funesto proceso que el Informe Rettig tras nueve meses de investigación, puso en manos del ex Presidente Patricio Aylwin Azócar, el 8 de febrero de 1991, el Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, que señala que de las 3550 denuncias, 2296 son casos calificados de graves violaciones a los Derechos Humanos en el periodo 1973-1990.

Al recordar lo anterior, el diputado independiente René Alinco propuso a la sala un minuto de silencio en homenaje a todos los fallecidos del 11de septiembre de 1973. La respuesta que recibió Alinco por su osadía de recordar este hecho trágico en la historia del país, llegó del diputado Ignacio Urrutia de la Unión Demócrata Independiente, UDI, quien le contestó ¿A los cobardes que se suicidaron ese día también le vamos a rendir homenaje? ¿Al cobarde que se suicidó ese día también? “No puedo creerlo, presidente”, le dijo a Nicolás Monckeberg, apuntando al ex Presidente Allende. 

Pero su soberbia, el poco respeto por la historia y de los familiares del ex Presidente Allende, la continuó en el día de hoy, donde, por el contrario, el diputado UDI, volvió a reafirmar sus conceptos. “No estoy arrepentido en lo absoluto”, “mi partido me apoya”, según consigna Latercera.com, que dijo entre otras cosas el parlamentario. Urrutia nació en 1957 y no tiene estudios universitarios. Es diputado por la región del Maule desde el año 2002, su perfil público que aparece en la web de la Cámara de Diputados señala que estudió en Los Sagrados Corazones (Los Padres Franceses) de Santiago y profesionalmente se dedicó a la agricultura y al corretaje de ganado. Además es dueño de un criadero de caballos de carrera. Fue presidente de los agricultores de su zona por varios periodos. Antes militaba en Renovación Nacional pero desencuentros con el actual Presidente Sebastián Piñera y con Andrés Allamand que se pasa a la UDI.

El diputado UDI con lo vertido este 11 de septiembre, pretende continuar la linealidad histórica que implantó a fuerza de mentiras y propaganda el régimen de facto por casi 17 años y que hoy, en plena democracia, en su boca sigue emergiendo el mismo caldo de cultivo del “negacionismo”. Un punto de vista de la vida histórica de Chile que cada vez va quedando en el olvido, pero que él y su partido, pretenden en cada posibilidad, volver a la carga para reafirmar y avalar un modelo que sí generó abusos y asesinatos cobardemente. Cabe preguntarse si un partido como la UDI y de quienes lo componen, como Urrutia, apoyan una sociedad democrática con valores compartidos o van a seguir construyéndose sobre una base fascista. Y  lo que sí es seguro que bajo estas consignas como las del diputado UDI, difícilmente pueden llegar a ser un partido creíble para que el resto de quienes no son sus seguidores los puedan votar en una hipotética elección presidencial. ¿Qué dirán Golborne y Longueira, supuestos presidenciables sobre los nefastos dichos de Urrutia? ¿Saldrán en su apoyo?

A esta altura de la vida, con tantas vidas reconstruidas desde el sufrimiento y por otro lado, un país que ha logrado seguir adelante pese a las deudas de la justicia, respetar al otro debería ser una materia aprendida y un paso adelante en el futuro, más cuando el aludido está muerto y no se puede defender.

 Para descargar el informe Rettig visitar http://www.ddhh.gov.cl/ddhh_rettig.html 

EA/cs