Senado brasilero suspende por 180 días a Presidente Dilma Rousseff

El senado brasilero suspendió esta mañana de su cargo a la actual mandataria Dilma Rousseff, una medida que la mantendrá durante 180 días alejada de las primera magistratura de su país. En su lugar asume el vicepresidente de la nación, Michel Temer, que viene del Partido Movimiento Democrático Brasileño, PMDB.

En otra medida inédita en la nación brasilera, antes Collor de Mello fue destituido por corrupción en 1992, acusan a Rousseff de la adulteración de datos estadísticos en las cuentas públicas y al que se ha llamado como “crimen de responsabilidad”. Más allá de esta “excusa”, lo cierto es que las causas de corrupción comienzan a sostenerse con el caso Petrobras, donde están vinculados funcionarios del gobierno de Lula Da Silva y del actual gobierno, miembros del Partido de los Trabajadores (PT).

En marzo Rousseff tiene un duro golpe cuando su aliado PMBD comienza a dejar el gobierno a pedido del vicepresidente del país, Michel Temer, para que lo abandonen antes del 16 de abril.

El PMDB es la principal fuerza política del país, tiene 69 diputados y 18 senadores. Con la asunción de Temer en el día de ayer las bolsas brasileras subieron el valor de sus acciones, de algún modo, indica el mercado “la bienvenida” al presidente interino. Éste  dijo ayer que asume el cargo con austeridad. Así parece que será el devenir de la política social y económica en el gigante del Cono Sur, un ajuste que quizás mostrará cambios en la vida diaria de los más de 202 millones de ciudadanos brasileños.

Por su parte, la presidente suspendida, Dilma Rousseff, señaló que esto es un nuevo golpe de estado. Había asumido hace un año, en una reeleción que ganó con más del 50% de los votos.

EA/css

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.