Sanadoras mapuches conocen el trabajo intercultural de la unidad de cuidados paliativos

Dos sanadoras mapuches – lawentuchefe – Alejandra Espinoza y Heidi Oppliger que trabajan en el centro mapuche lawenlof, fueron invitadas por la unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Regional de Arica Dr. Juan Noé Crevani, con el objetivo de dar a conocer el trabajo espiritual que ellas realizan con los pacientes que se encuentran con graves enfermedades o enfermedades terminales y a la vez que ellas conocieran el trabajo de interculturalidad que existe en la unidad de cuidados Paliativos.

En la visita las dos lawentuchefe conocieron al personal que trabaja en medicina paliativa, a algunos pacientes tanto del hospital como los que recibe atención en su domicilio en Putre; además pudieron estar en el Huerto Orgánico con el que cuenta la Unidad para trabajar con sus pacientes y voluntarios. “Soy sanadora Mapuche trabajo con las plantas, con el lawen, trabajo con la muerte ayudo al enfermo a liberarse emocionalmente, sentimentalmente, psíquicamente del sufrimiento de entender la muerte, tengo la misión de contarles que la muerte es un proceso natural de la vida, que es parte de un proceso más y que es hermosa”, detalló sobre su trabajo Alejandra Espinoza Veas, lawentuchefe.

Respecto al origen de la invitación de las sanadoras mapuches, la encargada de la Unidad de Cuidados Paliativos relató que se conocieron en un encuentro organizado por el Colegio Médico en Panguipulli sobre medicina paliativa y ahí observó que ellas tenían mucho que aportar a la unidad que ella maneja, ya que cuentan con un trabajo intercultural que desarrolla el por parte del faciliator Martín Alave y la médico Aymara Julia huanca.

“A mí me interesó mucho el tema de la espiritualidad cómo ellas lo encaran y que de alguna forma hubiera un intercambio en el sentido de darse cuenta que la espiritualidad es parte de la cultura y si lo vemos de esa manera, nos damos cuenta que tenemos un gran deber con respecto a esa parte , la espiritualidad puede o no ser religioso siempre están esos dilemas; pero el tema de los indígenas nunca lo he visto planteado, entonces en el caso nuestro que somos la Región con más población indígena, por supuesto que es un desafío”, explicó Ana Miles Encargada de la unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Regional de Arica. Miles agregó que “si una persona tiene una enfermedad avanzada y va a fallecer en un proceso corto de tiempo, se va a preguntar de donde viene y a donde va y por supuesto que su cultura tiene algo que decir”, finalizó.

Alejandra Espinoza y Heidi Oppliger trabajan en el centro mapuche lawenlof, un centro de medicina integrativa que tiene su origen en Santiago, y cuenta con una sede en Vilcún y otra en Padre Las Casas que cuenta con internación de Pacientes.

EAN/mvr/css/imagen:sanadoras mapuches Heidi Oppliger (izq.) y Alejandra Espinoza (der) junto a encargada de huerto orgánico (centro)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.