Regantes plantean necesidad urgente de embalse para ríos Vítor, Codpa y afluentes

El directorio de la Junta de Vigilancia del Río Vítor, Codpa y sus Afluentes ingresó a la oficina de la intendenta, María Loreto Letelier, la solicitud para dar inicio con celeridad al estudio de factibilidad del Embalse Umirpa. Este es una obra de riego largamente esperada por las comunidades y su construcción proyecta múltiples beneficios, entre ellos, mayor producción de frutas y hortalizas así como nuevas hectáreas cultivables.

“Esta obra de acumulación de más de 18 millones de metros cúbicos, otorgará una seguridad de riego del 85% versus el 35% existente en los valles beneficiarios, dotando de riego seguro a 592 hectáreas, las cuales 342 corresponden a superficies de nuevo riego”, expone el documento emitido por la Junta de Vigilancia, al que adhieren con su firma otras 12 organizaciones, entre ellas, juntas de vecinos, comunidades indígenas, organizaciones de regantes, centro de madres y club de adultos mayores.

“Mientras hay lluvia, una bajada de río es importante, pero por lo general, gran cantidad de agua se pierde en el mar. El río puede correr un mes y algunos días, luego baja el cauce el resto del año. Pero la abundancia de agua es sólo en ese mes y medio”, expresó Walter Palominos, vicepresidente de la Junta de Vigilancia del Río Vítor, Codpa y sus Afluentes.

El dirigente de los regantes, a su juicio, considera de mejor calidad las aguas de la cuenca que nutre a Codpa, Vítor y Chaca respecto del recurso hídrico existente en los valles de Azapa y Lluta, pero son estos últimos los que concentran las grandes o medianas obras de riego.

“Es poco atractivo para los jóvenes quedarse a hacer agricultura (en Codpa, Chaca y Vítor). Con un embalse se podría hacer agricultura durante todo el invierno para la región y el resto del país. Somos un vergel. Se proyectarían distintas empresas para hacer una agricultura sustentable con mayor recurso hídrico”, expresó Palominos.

DISPONIBILIDAD HIDRICA

Delia Valdez, presidenta de la Junta de Vigilancia explicó que el embalse “es una necesidad urgente para Codpa y Chaca, sus productos abastecen a Santiago”. Comentó que en diciembre y enero con las lluvias estivales -fenómeno conocido popularmente como invierno altiplánico- hay una gran cantidad de agua que debe contenerse para ser aprovechada para el resto del año “donde bajan las napas y baja la producción hortofrutícola”.

En la zona que representa la Junta de Vigilancia se producen peras, ciruelas, tunas, mangos, chirimoyas, naranjas, cilantro, el clásico melón de Chaca y el tradicional Vino Pintatani de Codpa.

“La importancia del embalse radica en más vida para cantidades de hectáreas sin regar. Esto es un mayor beneficio para las familias y la comunidad en general. La energía eléctrica ha llegado a Codpa y Camarones y también está llegando a Chaca. La Comisión Nacional de Riego está impulsando obras menores como un tranque, que es un pequeño paliativo, pero lo que nos vendría a solucionar la escasez hídrica es contar con un embalse”, graficó Walter Palominos como una oportunidad de mejora para estos valles interiores en relación a un mejoramiento de calidad de vida de sus habitantes y la opción de una agricultura a mayor escala.

En el documento, los regantes afirman que “nuestros valles territorialmente al encontrarse en una zona extrema, constituyen un importante asentamiento geopolítico, poseyendo aguas y tierras de mejor calidad, donde existe menor cantidad de plagas y enfermedades. Es así, que estas virtudes no han podido ser explotadas en su potencialidad máxima”.

UBICACIÓN

De acuerdo al resumen  del Estudio de Prefactibilidad, el sitio más viable para emplazar el embalse es la angostura del río Codpa, aproximadamente 40 kilómetros aguas arriba de la localidad de Codpa, en el sector Pampa Umirpa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.