La pobreza energética está afectando a todos los continentes

Por Alexandra Moreno

La pobreza energética está presente en todos los rincones del mundo. Dependiendo de si nos encontramos en un país en vías de desarrollo o ya en una zona desarrollada, el grado de incidencia varía. No obstante, centraremos el estudio en América Latina y Europa.

¿Qué es la pobreza energética? La pobreza energética es la situación a la que llega una vivienda cuando es incapaz de pagar por la cantidad de energía que necesita para que sus necesidades domésticas se vean cubiertas. La energía utilizada en la vivienda puede ser eléctrica o las procedentes del GLP (gas natural, gas propano o gas butano).

También, estaríamos en una situación de pobreza energética cuando se destina una gran parte de los ingresos para pagar la factura energética de la vivienda.

Dependiendo del grado de desarrollo de los países, el término pobreza energética apela a un motivo u otro:

  • Países desarrollados: cuando no es posible pagar las facturas de energía o realizar este hecho supone un sobreesfuerzo.
  • Países en vías de desarrollo: dificultades para acceder a las fuentes de energía tales como gas o electricidad.

Indicadores de pobreza energética. A día de hoy disponemos de varios indicadores mediante los que medir el nivel de pobreza económica que hay en una zona:

  • Incapacidad de tener la casa con una temperatura adecuada.
  • No pagar a tiempo los recibos de la vivienda (gas, calefacción, agua, etc.) al tener dificultades económicas.
  • Si por no tener suficiente dinero, la vivienda deja de tener las fuentes de energía de las que solía disponer en el último año.

¿Cómo es la situación de pobreza energética en América Latina?. Dependiendo de la zona de América en la que nos ubiquemos, la situación varía. Podemos encontrar lugares con gran pobreza energética, frente a otros que apenas tienen. Concretamente analizaremos Chile, Argentina, Estado Unidos y México.

Chile. Chile es uno de los países con gran pobreza energética. Más de 35.000 personas no tienen acceso a la electricidad. Sobre todo, esta carencia se sitúa en la Región de la Auracanía, Región del BioBío y la Región Metropolitana de Santiago. Aproximadamente el 11,6% de las viviendas chilenas no usan o tienen acceso a Agua Caliente Sanitaria (ACS).

También, los chilenos pasan frío. El 82% de la población declara pasar frío en invierno, llegando a estar 4,5ºC por debajo de la media de la temperatura de confort que se sitúa en los 21ºC.

Argentina. El 3% de las viviendas todavía hacen uso de la leña para cocinar, lo que representa a más de un millón de personas. Sobre todo, este tipo de población que usa la leña se sitúa en el norte del país, donde el acceso a la energía es menor, los ingresos inferiores y las condiciones de vida son más precarias. Además, no les llega la electricidad ni tienen acceso a la red de gas natural.

Por otro lado, todavía un 1,2% de la población aún no tienen acceso a la electricidad.

Estados Unidos. En Estados Unidos no se puede hablar de una gran pobreza energética, ya que producen más electricidad de la consumida. Esto es así porque son capaces de generarla a través de la energía nuclear, petróleo, gas natural, carbón o energías renovables. Sin embargo, utilizan muy poco el gas propano.

México. México es un país bastante castigado por la pobreza energética. Aproximadamente 121 millones de personas, tanto en zonas urbanas como en rurales, no tienen acceso a fuentes de energía para ver satisfechas sus necesidades.

¿Existe pobreza energética en Europa?. Si atendemos a los datos procedentes de la Comisión Europea, 50 millones de hogares europeos se encuentran en situación de pobreza energética. A continuación analizaremos el caso de Portugal, España y Alemania.

Portugal. Tomando como referencia que Portugal es uno de los países con el precio de la luz más alto, hace que la pobreza energética se vea incrementada. Además, aproximadamente el 28% de portugueses afirman que sus viviendas no están lo suficientemente calientes.

España. El 11 % de las viviendas españolas (5’1 millones de personas) no pueden disfrutar de una buena temperatura en su vivienda. Las Comunidades Autónomas más afectadas son: Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Murcia.

Alemania. Aproximadamente el 10% de las viviendas alemanas sufren pobreza energética. La mayoría de las personas que se encuentran en esta situación son inquilinos, lo cual genera problemas, ya que quién debe pagar la factura energética es el arrendatario.

Medidas contra la pobreza energética

Actualmente los países pueden llevar a cabo una serie de directrices para ir aminorando poco a poco la pobreza energética. Concretamente Chile se encuentra trabajando en las siguientes medidas :

1. Aumentar los estándares a la hora de edificar viviendas nuevas que exijan mayor aislamiento térmico.

2. Creación de bonos y subsidios para impulsar Planes de Renovación Energética que hagan posible dotar de mayor aislamiento térmico a las viviendas, instalar calefacción y hacer posible que los hogares dispongan de una iluminación de bajo consumo.

3. Promover Planes de Energías Renovables, para así utilizar este tipo de energías limpias: energía solar, eólica, geotérmica, hidroeléctrica o biomasa.

EAN/css/am/ crédito imagen recreativa: Photo by Raul Petri on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.