“He decidido no pagar hasta que Banco del Estado ofrezca una solución”

Por Basilio Araneda Barrientos, Ingeniero Comercial en Economía/USACH, en una nota para ciper.cl

Cursé mis estudios en la Universidad de Santiago de Chile entre los años 2003 y 2007, donde obtuve el título de Ingeniero Comercial en Economía. Debido a la coyuntura del momento, en el año 2003, a pesar de haber obtenido el puntaje necesario para entrar a una universidad del Consejo de Rectores, de haber postulado a tiempo, de venir de una familia de escasos recursos y de haber estudiado en un colegio particular subvencionado, me negaron el Crédito del Fondo Solidario. A modo de referencia, fue en 2003 cuando explotó el problema del Crédito del Fondo Solidario, se publicaron los morosos y se permitió reprogramar (tras tres meses de paro y toma). Por esta razón tuve la obligación de acudir al BancoEstado a solicitar cuatro créditos CORFO, los cuales suman 493 Unidades de Fomento, solicitados a una tasa de interés de UF + 9,5% anual.

Estudié durante cinco años y solo pedí cuatro créditos universitarios, pues sin importar la pésima situación financiera de mi familia, tuvimos que pagar el primer año de mi carrera directamente a la universidad, reprogramando la deuda cada semestre por más de tres años. Esto, debido a la política del BancoEstado en 2003 de no otorgar créditos universitarios desde el primer año.

Después de haber solicitado el primer crédito, estudié toda la carrera bajo la presión financiera de no alargar mi carrera para no seguir endeudándome a una tasa de interés de UF + 9,5%, además de la presión de estar recibiendo las amenazas de BancoEstado cada vez que mis padres se atrasan en una cuota. He pagado este crédito durante ocho años, en los que he pagado sólo intereses y sigo debiendo lo mismo que al principio. Cada vez que me atraso en un par de días, mi mamá y mi papá reciben llamados con amenazas de embargo y otras acciones judiciales.

Considero que esta tasa de interés es muy alta. Si sumo todas las cuotas del crédito, el monto alcanza las UF 984, mucho más que el doble de lo solicitado, cosa ridícula si estamos hablando de un crédito otorgado por un banco estatal, para estudiar en una universidad estatal y avalado por una institución estatal (CORFO).

He realizado todas las acciones que me permiten las instancias regulares. Asistí a una sucursal de BancoEstado a hablar directamente con una ejecutiva, la que me negó toda posibilidad de repactar mis créditos. Hice mi reclamo en el Sernac, el que quedó registrado bajo el número 5676302, el cual fue cerrado porque “la empresa no respondió nuestro requerimiento en las dos oportunidades en que le fueron enviadas”. El Sernac me comunicó que ya no podía hacer nada y que mi única opción sería dirigirme a tribunales. Luego recibí una respuesta del BancoEstado mediante carta enviada por Enrique Cisternas Crovari, coordinador de clientes, fechada el 2 de diciembre de 2011. Dicha respuesta no contestó el reclamo donde solicité reprogramar los créditos y solo habló de la legalidad del otorgamiento de éstos.

Hoy tenemos proyectos de ley para reducir las tasas de interés del Crédito con Aval del Estado (CAE) de 6% a 2%, con opciones de repactar a los que ya están endeudados; también para el Crédito del Fondo Solidario, donde quieren dar a los deudores opciones para reprogramar sus obligaciones, eliminándoles las multas por atraso a los morosos. Lo anterior me lleva a cuestionar porqué no hay iniciativas similares respecto del crédito CORFO.

Otorgando créditos hipotecarios, BancoEstado gana a una tasa de interés del 6,5% anual, dando la posibilidad de repactar e incluso de endosar el crédito. Entonces, ¿por qué el mismo banco, que es una institución pública, busca ganar dinero a una tasa de interés de UF + 9,5% anual con personas que se endeudaron para estudiar? Estamos hablando de un crédito que beneficia tanto a mí como al país, que fue otorgado para estudiar en una universidad del Estado, que fue otorgado por un banco del Estado y avalado por una institución del Estado (CORFO) ¿Quién se gana el dinero que estoy pagando con tasas abusivas, usureras y actualmente fuera de la ley y de mercado?

Actualmente, trabajo como ejecutivo comercial y gano un sueldo bajo el promedio de mis colegas, lo cual me permite pagar el crédito universitario, el arriendo y nada más. Por tal razón, mensualmente me tengo que endeudar para vestirme y comer. Esta situación, además, me impide continuar mis estudios, pues no tengo los ingresos ni la capacidad de ahorro para realizar estudios de postgrado.

He decidido no pagar las cuotas de estos créditos hasta que BancoEstado ofrezca una solución. Conjuntamente con esta carta, estoy dirigiendo las mismas inquietudes a BancoEstado, Corfo, al Poder Legislativo, al Gobierno de Chile, al Ministerio de Educación, a la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras.

Quiero hacer pública mi situación, ante la negativa de BancoEstado a una reprogramación de mis créditos universitarios a una tasa justa, cuando hoy se está discutiendo que la tasa de interés para la educación debería ser del 2%.

No pido gratuidad ni que me condonen deuda, sólo pido pagar lo justo por haber elegido estudiar.

Fuente: Ciper.cl