GORE ayudará a municipio en ejecución presupuestaria

La baja ejecución presupuestaria de los recursos asignados por el Gobierno Regional (GORE) a la Municipalidad de Arica fue el tema central de la reunión que sostuvieron el intendente Emilio Rodríguez y el alcalde Salvador Urrutia, junto a sus respectivos equipos de trabajo.

La semana pasada el intendente Rodríguez expuso la baja cifra de ejecución del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FDNR) y del Fondo Regional de Iniciativas Locales (FRIL) destinado al municipio, el cual este año debiera utilizar los 5.973 millones de pesos solicitados, pero de los cuales -al 15 de julio sólo- ha notificado al GORE el gasto sólo de 87 millones de pesos.

El alcalde Urrutia, explicó que “fue fundamental reunir a los equipos de trabajo para aunar criterios (…) Muchos proyectos faltaba cerrarlos, terminar la información de que se había ocupado los dineros asignados y las obras estaban construidas. Una falencia, muy probable, de la municipalidad en entregar los datos”.

Por esto, ambos equipos de gestión acordaron de aquí a finalizar la semana, reunirse para analizar uno a uno los proyectos y su estado de avance. Sin embargo, aun cuando algunos proyectos puedan tener avances hay más de una veintena que definitivamente no presenta ejecución alguna y que responde a la mayoría del presupuesto FNDR y FRIL asignado al municipio.

Al respecto el intendente dijo que “ahora la municipalidad sincerará su cartera de proyectos definiendo los que puede llevar a cabo y cuáles no. En las cifras oficiales que manejamos, hay una enorme cantidad de proyectos sin ejecución, lo cual es una mala presentación ante organismos como el Ministerio de Hacienda, más en un periodo en el que se está tramitando la llegada de los recursos asignados por el Gobierno mediante el Plan Especial de Zonas Extremas para Arica y Parinacota”.

En este sentido, dijo que si al finalizar la semana la cifra de ejecución pudiera aumentar gracias al destrabe de trámites administrativos, sería una buena situación. “La municipalidad lo plantea con claridad; tienen una difícil herencia, con una dinámica complicada de proyectos y dificultades administrativas, pero existe el mejor ánimo del alcalde y de su equipo técnico de cambiar esta situación”.

Como parte de esta tarea, el intendente solicitó al alcalde bajar la cartera de proyectos FRIL que tiene 486 millones de pesos sin ejecutar, debido a que ya no podrán desarrollarse, y volver a levantar nuevos proyectos en reemplazo, de manera de aportar con esa cifra de ejecución al final anual.

Respecto a la voluntad de trabajo conjunto, el alcalde Urrutia dijo que “cuando dos instituciones o personas están unidas por el mismo objetivo es muy fácil ponerse de acuerdo, y aunque desde luego en los días anteriores hubo discordancia en los datos de ejecución de los proyectos municipales y era fundamental reunirse”.

EA/db