Florencia Ghio, escritora: “Cuando escribo siento que el mundo desaparece”

@cssaez

A Florencia Ghio, abogada y escritora Argentina, la conocimos con su primera novela “El Ciudadano”. Y a fines del año pasado presentó su nuevo libro,  “Amor ciego y otros cuentos” (Ediciones Del Dragón, 2017) que se puede conseguir en las dos librerías trasandinas más importantes: Cúspide y Yenny. Después de tanto ajetreo profesional, en el mes de enero pasado recorrió junto a su familia -casada, su marido también es abogado y tienen dos hijas- parte del sur de nuestro país. Fue la primera vez. “Es divino Chile”, nos dice.  EANOTICIAS abordó a Ghio para invitarla a una amena charla de preguntas y respuestas. Acá dejó sus impresiones sobre sus inicios y lo que le puede deparar el futuro.

EANOTICIAS – Abundan las teorías de cómo los escritores se encontraron con sus historias o cómo se convirtieron, valga la redundancia, en escritores. ¿Cómo fue tu puerta de entrada?

Florencia Ghio: Mi puerta de entrada fue el amor a la lectura de novelas y cuentos, ya desde muy pequeña y en la adolescencia, incorporé también a la poesía y a la filosofía. Desde chica me atrajo mucho la literatura, me gustaban la historias románticas con el mismo énfasis que las de aventura y las que ahondaran en aspectos profundos de la humanidad. Y claramente, eso marca hoy mi estilo en la escritura: mis novelas tienen suspenso, romance y a la vez, plantean temas profundos sobre la existencia humana. En mis cuentos los temas trascendentales rara vez faltan, alguno que otro es “pasatista”, con el mero fin de darle un descanso al lector, pero mayoritariamente llevan a la reflexión. Y esas son también las lecturas que yo elijo. Así fue que la inquietud por escribir no tardó en llegar, a los 12 años escribí una suerte de “mini” novela de cincuenta páginas y en la adolescencia, escribía cuentos. Esto quedo de lado por falta de tiempo durante la carrera universitaria y en el ejercicio de la profesión, la escritora que había en mí se dedicó a contarle historias a los jueces, pero un día hizo fuerza por romper el molde y salió, esta vez dispuesta a escribir aquello que deseara.

EANOTICIAS – ¿Qué sientes cuando escribes?

F.Ghio: (Cuando escribo) Siento que el mundo desaparece, puedo pasar horas y no me entero. Enrique Rojas dice que así te das cuenta de cual es tu pasión y debe ser, porque eso es lo que me pasa.

Florencia en la presentación de Amor Ciego y otros cuentos.

EANOTICIAS – ¿La escritora con qué lidia más, con el desarrollo de la historia en sí misma (trama, personajes, tiempos, sucesivos cambios etc…o con el trabajo de la escritura?

F.Ghio: Todo le que mencionas fue un gran desafío, El Ciudadano ( su primera novela) transcurre en Argentina, Perú y Panamá. Hubo que investigar esos contextos, los vocablos de los personajes, sus costumbres y más. Construir la trama también fue otro desafío, y luego, por ser ajena al mundo de la escritura, hice un taller literario que me llevo a incorporarle muchas técnicas. Lleva mucho trabajo sin duda.

EANOTICIAS – ¿En qué momento te diste cuenta que ya no había nada más para contar? Cómo uno se da cuenta de eso?

F.Ghio: Con El Ciudadano, la historia y sus personajes me cerraron de entrada y encontré pronto el final, el tema fue corregir la manera en que lo contaba, ese proceso me llevó mucho tiempo, y parecía algo de nunca acabar, pero increíblemente llega el día en que uno lee el texto por milésima vez y siente que ya no le cambiaría nada. Ese es el momento de entregarle la historia a los lectores.

EANOTICIAS – Ahora publicaste un libro de cuentos donde la situación es similar. Pero nos imaginamos que te relajaste un poco más en el manejo de las historias. 

F.Ghio: ¿Podes creer que yo pensaba lo mismo? Pero no, incluso, me pareció en algunos aspectos un mayor desafío, porque el tema de los vocablos de los personajes, los contextos históricos y demás, se multiplican porque son muchas historias. Es un enorme desafío dominar el arte de la síntesis, en breves páginas contar una historia, a veces una vida completa y darle un cierre. Y después con el tema de considerarlos terminados para publicar, a diferencia de El Ciudadano, me pasó que en el proceso de edición, hubo algunos que transformé radicalmente y otros, a los que solo les cambié la forma en la que fueron contados. En definitiva, ambos trabajos fueron intensos, ¡ojo! No es una queja, fue un proceso hermoso.

EANOTICIAS – ¿Qué te dejaron ambas experiencias literarias?

F.Ghio: Enriquecimiento, aprendizaje. Exploré nuevos caminos. Ambos libros me abrieron un mundo nuevo, conocí personas maravillosas, me conocí más a mi misma también. Y la gente descubrió otra faceta de mi persona. Me brindó reconocimiento y afecto.

EANOTICIAS – ¿Estás trabajando actualmente en un nuevo proyecto?

F.Ghio: Sí, estoy escribiendo una nueva novela, que rescata personajes de El Ciudadano. La protagonista será Aleida San Martín, que fue la abogada de Franklin Bustamante Pari y se trata de cómo continúa su carrera y un nuevo caso que la desvelará, esta vez un crimen que tiene como principal sospechoso a un muchacho que parece estar injustamente acusado. Por supuesto, como dije antes, acá no faltará el romance ni el tratamiento de temas profundos, como el funcionamiento del sistema judicial entre otros.

EANOTICIAS – ¿Sigues trabajando como abogada?

F.Ghio: Sí, continuo en una defensoría oficial en el fuero penal.

EANOTICIAS – Finalmente, qué puede suceder contigo, quién se quedará con tu vida, ¿la abogada o la escritora?

F.Ghio: Son mis dos grandes amores, a veces, quisiera que gane la escritora, pero me falta recorrer un largo camino todavía para eso.

EA/css

Nota R:

¿Cómo conseguir el libro?

En Argentina, en librerías Yenny y Cúspide de todo el país, distribuye Galerna. Consultas para orientar se puede escribir al Facebook Florencia Ghio- Escritora. Si son del exterior pueden escribir a la misma página o a la editorial: edicionesdeldragon@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.