En Colombia, la Personería de Bogotá, entidad humanitaria sale a las calles

Por Jair Moná

En un modelo único la Personería de Bogotá, capital de Colombia, creada para promover, divulgar y actuar como garante defensora de los Derechos Humanos y de los intereses de la ciudad, por decisión de su  actual Personero, Ricardo María Cañón, ha salido a las calles de la capital a promover sus funciones.

El programa de descentralización que es modelo en Colombia, un país azotado por la violencia de distintos sectores, busca que todos los ciudadanos conozcan de las herramienta con que cuenta para la defensa de sus derechos.  El programa cuenta con la imagen del Profesor Luis Fernando Montoya, técnico Colombiano, campeón de la Copa Libertadores de América en 2004, quien fue víctima de la violencia y quedó con una discapacidad que no le permite movilizarse por sus propios medios, pero sigue siendo un ejemplo de vida por su actitud, valentía y pundonor. “El campeón de la vida”, como es conocido, es un ejemplo de superación y de amor.

Para el Personero Ricardo Cañon “está demostrado que somos una buena herramienta para hacer respetar a los más vulnerables, especialmente en salud, servicios públicos, pensiones, víctimas del conflicto armado, violencia intrafamiliar, ruido y conflictos entre vecinos. Que nos usen para orientarlos”.

Dentro de este plan de acercarse al ciudadano y no esperar en sus dependencias a los afectados, buscando principalmente la comunión ente unos y otros, los Centros Comerciales de la Capital juegan un papel importante; es asi como con este servicio, la Personería superó las 140 mil atenciones a solicitudes ciudadanas.

La mayoría de peticiones tienen que ver con seguridad social, pensión y salud. Dentro del Programa 24 horas, se han realizado más de 1.700 visitas a servicios de urgencias de hospitales, especialmente en la noche.

En la Unidades de Policía Judicial se logró evitar la retención irregular de más de 30.000 personas, igualmente se atendió a 40 mil familias víctimas del conflicto. La atención a víctimas de la violencia alcanzó 39 mil actividades directas, que indirectamente beneficiaron a 190 mil personas. Además, se realizaron 120 mil asistencias jurídicas y 40 mil tutelas, adicionales a los 140 mil requerimientos ciudadanos sobre diversos temas.

En materia de Ministerio Público, se realizaron 1’300.000 actuaciones, que incluyeron acciones  de protección judicial ante la Fiscalía, jueces y comisarías de familia.

También se realiza una campaña de culturización para lo cual se  han entregado más de 400 mil libros para formación en valores.

Un modelo donde el estado va donde el ciudadano lo necesita y no el modelo burocrático donde los funcionarios se quedan cómodos en sus lugares de trabajo. ¡Un ejemplo a imitar!

EA/jm