Con cultivo hidropónico producen lechugas en valle de Azapa

El déficit hídrico no fue impedimento para que 5 empresarios ariqueños apostaran por la actividad agrícola y aprovechando los beneficios estatales como el Programa Juntos, Fondo para Negocios Asociativos del Servicio de Cooperación Técnica (Sercotec) se dedicaran a la producción de lechugas en el sector de Las Llosyas, kilómetro 7 en el valle de Azapa.

El subsidio gubernamental fue de 31 millones de pesos y el aporte empresarial de 9 millones 300 mil pesos los cuales fueron destinados a la construcción de un invernadero de 1200 metros cuadrados con un sistema hidropónico; asistencia técnica en procesos de cultivo hidropónico; promoción, publicidad y difusión; marketing digital, imagen corporativa y artículos publicitarios.

El proyecto permitirá introducir al mercado local el cultivo hidropónico de lechuga, mediante la sofisticación logrando un producto Gourmet, que se comercialice bajo los estándares solicitados por la industria. Para comprobar en terreno su puesta en marcha llegaron hasta el valle autoridades regionales. En la ocasión, David Beyzaga, representante de la Sociedad Agrícola Comercial Hidroponía las LLoyas SpA, dijo que es un proyecto que venían analizando y estudiando hace un tiempo y producto del déficit hídrico implementaron un sistema eficiente del uso del agua para la producción de lechugas. “Buscamos los recursos y afortunadamente Sercotec confió en nosotros y con la capacidad de producción queremos abastecer a la región”. Por su parte, el senador, José Miguel Durana manifestó que este es un proyecto de emprendimiento que vale la pena respaldar y apoyar porque permite generar desarrollo económico en la región mediante buenas prácticas agrícolas. “En este invernadero hay 11.540 lechugas de cuatro tipos que saldrán al mercado ariqueño con un proceso limpio y eficiente”, precisó.

El director de Sercotec, Christian Alvarez, destacó la eficiencia y eficacia con que se colocaron los recursos gubernamentales mediante al Programa Juntos demostrando que la asociatividad puede hacer que los productos agrícolas tengan mayor valor agregado, lo que va muy de la mano con la Estrategia Regional de Desarrollo de Arica y Parinacota. Mientras que el diputado, Nino Baltolu, felicitó el emprendimiento que convirtió desierto en verdor mediante el desarrollo tecnológico. “Es un trabajo gigantesco que se puede replicar en cualquier otro grupo humano que quiera hacer este servicio que además es posible por nuestro clima privilegiado”, precisó.

Juntos Fondos para negocios asociativos, corresponde a un subsidio no reembolsable destinado a desarrollar y cofinanciar la implementación de un plan de trabajo, que tenga por objetivo implementar un nuevo negocio comunes y/o complementario, ya sea para una cooperativa o un grupo de tres o más empresarios.

EAN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.