$267 millones para El Laucho y ex isla El Alacrán

Más de 267 millones de pesos invierte el Gobierno, a través del Ministerio de Obras Públicas (MOP), para intervenir un sector del balneario El Laucho y un tramo de la ex isla El Alacrán que fueron afectados por el terremoto del pasado 1 de abril.

El intendente Emilio Rodríguez, el delegado presidencial para la Reconstrucción, Dante Pancani, y el seremi de Obras Públicas, Jorge Cáceres, recorrieron las obras que se desarrollan en el sector norte de la ex isla, y destacaron el trabajo que despliega el personal de la Dirección de Obras Portuarias del MOP por mejorar la zona.

El intendente destacó el trabajo que despliega el MOP en la ex isla, porque permitirá reconstruir los sectores afectados por los sismos de abril: “Acá se están haciendo obras importantes, donde habrá estacionamientos, rampas, iluminación, acceso universal para personas con discapacidades distintas y otros avances. Lo que se busca es recuperar el sector norte de la ex isla y además colocar en valor la misma”, dijo la autoridad regional, quien destacó principalmente la labor realizadas por el delegado presidencial para la Reconstrucción, Dante Pancani.

Pancani sostuvo que “siempre dijimos que el terremoto tenía que transformar en una oportunidad de dejar a la región en mejores condiciones”. En tal sentido, el delegado presidencial sostuvo que la intervención permitirá “entregar un sector de la ex isla que en la actualidad no tiene infraestructura, que tendrá iluminación solar y muros de contención que pondrá en valor los actuales muros y que tienen valor histórico. Cuando la Presidenta Bachelet nos planteó el desafío de que la reconstrucción pudiera constituirse en una oportunidad para que la región quedara en mejores condiciones, este proyecto del MOP cumple con ese objetivo”.

El seremi Cáceres sostuvo que los trabajos estarán finalizados el 20 de diciembre de este año, “para que el sector sea aprovechado durante la temporada de verano”. Agregó que las obras permitirán añadir arena y retirar las piedras que dejaron las fuertes marejadas ocurridas a mediados de año.