River-Boca: La final histórica empañada por la violencia

La histórica final de la Copa Libertadores de América que animarán hoy los clubes argentinos, River Plate y Boca juniors, programada para las 17 horas en el Estadio Monumental, fue empañada por la ola de violencia que se generó desde temprano en los alrededores del estadio y que se profundizó cuando llegó el bus de Boca Juniors al “Monumental” trasandino y que dejó a dos jugadores del cuadro visitante heridos y otros 4 afectados por el gas pimienta que le arrojaron al bus que los llevaba. Por estos hechos es que el partido se reprogramó para las 19:15

Durante toda la semana por televisión se vio una campaña promoviendo una final sin violencia y mostraban a hinchas de ambos clubes abrazándose, con mensajes de amistad y comprensión. Pero nada de eso sucedió a pesar de que en el fútbol argentino no está permitida la presencia de los hinchas visitantes.

Fueron los propios hinchas locales. Los primeros hechos de violencia comenzaron a desarrollarse desde temprano cuando intentaron ingresar los hinchas locales, identificados por algunos medios de prensa como Todo Noticias como parte de la barra de River Plate, que no tenían entradas y pujaban para hacerlo de cualquier manera. Así la prensa nacional e internacional se nutrió de información típica del “folklore” argentino. Pero el desmadre llegó una vez que piso el barrio de Nuñez de la Ciudad de Buenos Aires, el bus que traía a los jugadores boquenses, el que fue apedrado mientras se iba por la calle Lidoro J. Quinteros, una diagonal que los deja en el estadio.¿Dónde estaba la programada seguridad?

Producto de este ataque a piedrazos que destrozó los vidrios donde iban sentados los jugadores, uno de ellos, Pablo Pérez, terminó en la clínica Sanatorio Otamendi para la revisión de uno de sus ojos, lastimado por la astillas de los vidrios. Así Pérez se perdería la final.

De esta manera, la histórica final será recordada por estos graves incidentes más allá de quien gane la Copa la Libertadores. La guinda de la torta, según los medios argentinos, la ponen tanto la Conmebol, FIFA y la Televisión, que presionan para que se juegue igual. Un papelón histórico.

EAN/css/imagenjw/EANOTICIAS.COM

[wbcr_php_snippet id="27241"]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.