El futuro Centro Penitenciario Femenino tiene un costo de $22 mil millones

En plena faena se encuentra la construcción del Centro Penitenciario Femenino (CPF) que realiza el Ministerio de Obras Públicas (MOP), a través de la Dirección Regional de Arquitectura,  en el sector sur de la ciudad de Arica. La directora nacional de Arquitectura, Claudia Silva visitó la edificación que exhibe un avance de un 50 por ciento.

El nuevo centro penitenciario considera una inversión del Ministerio de Justicia de 22 mil 374 millones de pesos. El proyecto incluye una construcción  de 10 mil metros cuadrados, con 384 habitaciones para un máximo de 744 internas, dividiéndose en 3 zonas que incorporan edificios administrativos, personal, guardia, control acceso, servicios y anexos.

También se construirá una franja de seguridad que contará con control de acceso vehicular, garitas de vigilancia y anillos de seguridad y la zona interna que incorpora un edificio administrativo, personal, área de salud y área de visitas centralizadas e íntimas.

La obra incluye además sistema de tratamiento de aguas servidas, talleres, central de alimentación y lavandería, oficios religiosos y área deportiva, sala cuna y escuela centralizada, área huerto, 3 módulos de reclusión tipo y 2 módulos de reclusión especiales (lactantes-embarazadas-tercera edad y juveniles).

En el recorrido por las faenas fue acompañada por el secretario regional ministerial de Obras Públicas, Jorge Cáceres, y la directora regional de Arquitectura, Cecilia Vásquez. En el lugar, las autoridades pudieron apreciar el levantamiento de los distintos módulos para celdas y también para el funcionamiento de otros servicios que Gendarmería de Chile prestará a las reclusas.

Silva señaló que la construcción del nuevo penal femenino debería concluir al finalizar este año. “Este es un compromiso de la Presidenta Michelle Bachelet de mejorar las condiciones de los centros penitenciarios que existen en el país, entendiendo que la justicia se imparte bajo el concepto de la reinserción social de las personas que cometen delitos”, sostuvo.

Sobre esta obra, la directora nacional indicó que el diseño garantiza un mayor espacio para cada interna, para así favorecer el proceso de reinserción. Asimismo, dijo que el proyecto incorpora un sistema de reciclaje de aguas servidas, considerando que el emplazamiento de este recinto es en una zona desértica. Con esta infraestructura, explicó, se podrá volver a utilizar el agua para el riego de una granja donde podrá trabajar un grupo de reclusas.

En tanto, el seremi Cáceres puso el acento en que la obra está generando 300 empleos directos, “por lo que este proyecto y también el de pavimentación del tramo fronterizo de la Ruta 11 Ch de Arica a Tambo Quemado, están generando cerca de 600 puestos de trabajo en la región. Esta es una inversión que contribuye la generación de empleos en distintos niveles y especialidades. Así como estamos levantando edificios al servicio de la comunidad, también estamos trabajando en el mejoramiento de caminos y en cambiar la cara del borde costero”.

EA/xa/css

 

[wbcr_php_snippet id="27241"]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.