Lo imputan por tener en su domicilio una colección patrimonial de Arica y restos de animales exóticos

Detectives de la Brigada Investigadora de Delitos Contra el Medio Ambiente y Patrimonio Cultural (Bidema) descubrieron en un domicilio de la población Chile, en Arica, una colección particular compuesta por piezas patrimoniales y restos de animales exóticos sujetos al control de las leyes de Monumentos Nacionales y Caza, además de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

El propietario de los objetos, un contratista de 69 años, quien señaló haber adquirido la mayoría de ellos a lo largo de los años para su colección personal, quedó a la espera de citación a declarar por parte de la Fiscalía. Las piezas no contaban con certificados que acreditaran su origen.

En el marco de la Ley de Monumentos Nacionales, los policías de la Bidema incautaron piezas de valor arqueológico (14 cerámicas prehispánicas de la denominada Cultura Arica de 700 años de antigüedad); histórico (una bala de cañón y dos yataganes que pertenecerían a la Guerra del Pacífico); y paleontológico (dos conchas fosilizadas, una de gastrópodo y otra de bivalvo).

En tanto, del punto de vista de la Ley de Caza y acuerdo CITES, recuperaron un caparazón de tortuga olivácea, una porción ventral de piel de caimán, un charango hecho con el exoesqueleto de un armadillo y un armadillo disecado.

Las piezas se encontraban expuestas en el cuarto de la casa que había sido adaptado por su dueño como una especie de museo particular, donde mantenía en exhibición una serie de otros objetos antiguos.

Este procedimiento fue adoptado por la PDI con la colaboración de expertos del Consejo de Monumentos de Nacionales, quienes ayudaron a los detectives a distinguir las piezas sujetas al control de la normativa. El jefe de la Bidema Arica, subprefecto Pablo Ibarra Cordero, indicó que el imputado “no dio una respuesta satisfactoria de cómo obtuvo las especies. Cuenta que las recogió, que algunas personas se las entregaron. Da respuestas vagas, pero no nos indica a ciencia cierta la forma en que las obtuvo, cae algunas veces en contradicciones y, por ello, se configura la infracción a la ley”.

Indicó que aun cuando “existe un mercado informal” para estas piezas, no es posible avaluarlas puesto que “los elementos arqueológicos claramente no tienen un valor a la venta de público, porque son del Estado y tienen un valor per se histórico”.

Por su parte, el arqueólogo de la oficina técnica del CMN en Arica, Alvaro Romero Guevara, confirmó que la incautación de la policía involucra “varios tipos de especies distintas afectas a la Ley de Monumentos Nacionales”, tales como “artículos paleontológicos, posibles restos históricos obtenidos mediante excavaciones en lugares de la Guerra del Pacífico y, lo más abundante, piezas arqueológicas que están en propiedad de un privado, lo que no corresponde porque se configuraría el delito de apropiación de bienes del Estado y de todos nosotros”.

En relación a la cerámica, precisó que “al parecer, todas las piezas, a la primera inspección, son arqueológicas locales de la región, no estamos hablando de un tráfico interregional o internacional, sino que corresponden a la Cultura Arica, que estuvo en esta región, en los valles y en la costa, entre los años 1200 y 1400, poco antes de la llegada de los españoles”.

En cuanto a las presuntas piezas de la Guerra del Pacífico, confirmó que “son antiguas”, pero indicó que falta confirmar si provienen de excavaciones ilegales o fueron heredadas, no obstante, señaló que todas se encuentran “en un buen estado de conservación”.

La Fiscalía deberá determinar el futuro de las especies. Sin embargo, en primera instancia las piezas de valor arqueológico, histórico y paleontológico deberían ser remitidas al Consejo de Monumentos Nacionales, para peritajes científicos más profundos. En tanto, las especies animales asociadas a la Ley de Caza y Convenio CITES serían derivadas al SAG.

Entre los años 2010 y 2016 la Policía de Investigaciones de Chile ha incautado a nivel nacional 24.321 especies arqueológicas y/o paleontológicas y 3 mil 908 documentos, especies históricas y eclesiásticas.

En tanto, entre el 2009 y agosto de 2016, la PDI incautó en todo el país un total de 976 especies animales por infracción a la Ley de Caza. El 4,4% de ellas fue en la Región de Arica y Parinacota, lo que ubica a la puerta norte como la segunda con más casos después de la Metropolitana donde se concentra el 85,1% de las investigaciones de este tipo.

EA

[wbcr_php_snippet id="27241"]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.