Se manchó el espíritu olímpico en Río: Delegación Libanesa no quiso compartir bus con Israel

Una mancha para el espíritu olímpico fue el incidente que protagonizó la delegación Libanesa que se negó a compartir el bus con su similar Israelí, momentos antes de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Río 2016 que se realizó anoche con una espectacular y colorida celebración, marcando el primer incidente político en el magno evento.

El hecho lo trascendió el director técnico del equipo de navegación de Israel, en su sitio  de Facebook Udi Gal, donde cuenta la experiencia.

Según Gal, “una vez que están por subir al bus, la delegación libanesa al darse cuenta con quienes lo compartirían, obligó al chofer a cerrar la puerta”, escribe en su portal. Logo Río2016

Más adelante señala que la organización trató de disuadirlos porque por seguridad no se podían ir en otro vehículo, y cuando el chofer abre la puerta los libaneses se pusieron en la misma para impedir que la delegación israelí lo abordara.

Finalmente, cuenta Gal, la situación no pasó a mayores y la organización tuvo que poner un bus especial para llevarlos a la cita más importante del deporte amateur.

Paradójica situación es la que se vivió, considerando que el mensaje al mundo que envió Brasil, es por cuidar de él y aunque resulte majadero, aprender a convivir con nuestras diferencias. Claro, fue después. Insólito. ¿Habrá una sanción?

EA

[wbcr_php_snippet id="27241"]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.