Diversas técnicas manuales aprenden adultos mayores en taller de CESFAM

Bandas antideslizantes para evitar caídas, vasos con escotadura para facilitar la toma de líquidos, abrochadores de nudos de zapatos y deslizadores para cierres de ropa, fueron las ayudas técnicas que elaboraron, con sus propias manos y con elementos de bajo costo, quince personas gracias a un taller del programa Más Adultos Mayores Autovalentes del centro de salud familiar (CESFAM) Dr. Víctor Bertín Soto de Arica.

Esta actividad involucró al club “San Lorenzo” y fue impartida por una dupla de kinesiólogos con el fin de entregar herramientas muy simples para mejorar la calidad de vida y mantener la autonomía dentro de los hogares. Por ejemplo, las participantes aprendieron que con lijas de agua podían elaborar cintas antideslizantes para colocar en el suelo con un adhesivo y, así, evitar resbalar en zonas de riesgo.

Así lo confirmó Daniela Richards, encargada del programa del adulto mayor del Servicio de Salud Arica (SSA), quien acotó que el Gobierno destinó más de 122 millones de pesos, este año, a la dirección de salud municipal (DISAM) de Arica, para mantener duplas de kinesiólogos en sus cinco CESFAM, en el marco de esta medida presidencial que busca potenciar la autovalencia de las personas mayores.

Detalló que, en el segundo año de la iniciativa, los equipos del DISAM han innovado, además del curso de ayudas técnicas, con clases de yoga en la playa El Chinchorro, talleres de autocuidado y estilos saludables de vida, talleres de estimulación cognitiva y motora, y con la participación en actividades deportivas públicas, como la reciente corrida inclusiva de la Fundación Gente Grande, siempre con la colaboración de clubes de adultos mayores.

Richards comentó que, el 2015, 520 personas egresaron del programa, de las cuales 173 fueron formadas como líderes comunitarios.

Declaró que las personas interesadas en integrarse a Más Adultos Mayores Autovalentes deben solicitar información en las oficinas OIRS o en las ventanillas de SOME de sus consultorios. Para las personas de 65 y más años, el requisito es tener al día el examen de medicina preventiva del adulto mayor (EMPAM) con un resultado que no indique dependencia.

Asimismo, dijo que, este año, se abrió la posibilidad que las personas entre 60 y 64 años también se sumen al programa con el examen de medicina preventiva (EMP) y con sus controles de salud cardiovascular al día.

EA

[wbcr_php_snippet id="27241"]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.