Mujer interrumpe marcha de 300 neonazis en Suecia

Lo sucedido con la imagen de Tess Asplund de 42 años interrumpiendo una marcha de neonazis en Suecia, es de aquellas que hacen historia y muchas de las cuales por su significado poderoso y universal, han quedado impregnadas para siempre.

Esa imagen la registró el fotógrafo sueco, David Lagerlöf @davidlagerlof, el martes 3 de mayo y se viralizó rápidamente. Hoy los medios internacionales salieron a su encuentro y la difunden como la nueva heroína del siglo XXI.

Asplund que no se contuvo al ver marchar a 300 neonazis del Movimiento Nórdico de Resistencia, por el centro de Börlange, a 30 kms de Estocolmo y se plantó en el medio de la calle con la mirada firme, el puño cerrado y en alto, simbolizando su rechazo a este movimiento racista y xenófobo.

En declaraciones recogidas por el inglés The Guardian.com, la sueca dijo “estar en estado de shock (por la repercusión de lo que hizo) y que los nazis están muy enojados”. A continuación la afrosueca como le gusta definirse, expresa que “quizás no debió hacer eso, porque quiero paz y tranquilidad”.

Los críticos a Asplund señalan que ella no es tolerante con la libertad de expresión y que no es la primera vez que hace este tipo de manifestaciones. Pero ¿la sociedad puede aceptar como legítimas las ideas que promueven la violencia, el racismo y xenofobia ? 


EA/css

[wbcr_php_snippet id="27241"]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.