La CNR monitorea canales de riego tras los aluviones de febrero

A raíz de las lluvias que afectaron a la zona durante la última semana de febrero, numerosos canales de la Región de Arica y Parinacota resultaron embancados y con daños en su infraestructura que dejaron sin riego las siembras de los agricultores.

Producto del impacto de este fenómeno de la naturaleza, la Comisión Nacional de Riego (CNR) se encuentra en terreno levantando un catastro de daños para definir el mejor instrumento para apoyar a los regantes en el corto plazo, tal como lo ha hecho el Gobierno a través de los diversos Ministerios y servicios del Estado.

Tras recorrer los valles de Lluta y Azapa, el coordinador de la Macro región Zona Norte de la CNR, Álvaro Isla, destacó que por instrucción del Ministro de Agricultura, Carlos Furche, y la Secretaria Ejecutiva de la CNR, María Loreto Mery, “hemos estado en terreno junto a dos profesionales del Departamento de Fomento conociendo las consecuencias de la lluvia altiplánica y nos queda claro el panorama tras los aluviones”.

Agregó que “queremos saber en forma precisa cuánto es el daño, qué necesitamos reponer y cuántos recursos implica. Hay una gran pérdida en las bocatomas, muchas de ellas quedaron colgadas, sumado al aterramiento de canales, donde los propios agricultores han comenzado el proceso de limpieza porque es una necesidad inmediata ya que están en plena temporada de riego, a lo que se suman los daños en las obras civiles”, explicó.

En la misma línea dijo que como CNR, “estamos evaluando cuál será el mejor instrumento para poder entregar ayuda a nuestros regantes en lo que existen dos partes fundamentales. Por un lado, la emergencia que comprende el desaterramiento de los canales, y la segunda etapa, la reposición de las obras definitivas. Tenemos algunos instrumentos que aplicamos por el terremoto en Coquimbo y los aluviones en Atacama de los cuales hemos tenido buenas experiencias y que nos permitirían entregar bonificaciones rápidamente para ir en apoyo de los regantes afectados”, agregó el personero de la Comisión Nacional de Riego”, puntualizó el coordinador Álvaro Isla.

En tanto, el Seremi de Agricultura de la Región de Arica y Parinacota, indicó que “estamos muy preocupados de poder normalizar la puesta en riego. Sabemos que hay muchas bocatomas con daños que afectan la normal planificación de la temporada agrícola, por lo cual en la Comisión Regional de Riego he solicitado a los servicios tales como INDAP, CNR, CONADI, Ministerio de Obras Públicas y otros, que en conjunto podamos apoyar a los agricultores para reestablecer el riego y luego concretar obras definitivas que garanticen el éxito de la temporada agrícola”

Respecto a este levantamiento de información por parte del Gobierno, la secretaria de la Junta de Vigilancia del Río Lluta, Soraya Pavleón, resaltó que “ha sido muy grato tener a la CNR en terreno, pese a la lejanía, que hayan venido a ver nuestra situación, la realidad en este valle y orientarnos sobre los instrumentos de la Comisión Nacional de Riego que podemos aplicar y cómo el Estado puede ayudar a nuestra gente”, dijo.

Además hizo incapié en que “nosotros desde el primer momento hemos estado levantando información de nuestros canales, teníamos que solucionar el tema de las bocatomas. Estas primeras obras son transitorias y esperamos la etapa siguiente en donde las obras serán definitivas, por lo que es muy positivo que los funcionarios de la CNR comprueben por sí mismos nuestras necesidades”.

ayuda tras aluviones2

Durante la inspección a los canales del valle de Lluta, la presidenta de la Comunidad de Aguas Canal Molinos, Elizabeth Alanoca,  señaló que “quiero agradecer a la CNR por venir a visitarnos en terreno, ya que así no nos sentimos abandonados. Con el invierno altiplánico siempre nos pasa esta situación,  donde nos preocupa la cantidad de agua que pueda bajar, tal como nos pasó en 2001 cuando el agua se llevó todo. Siempre nos quedamos descolgados, sin captación del agua, que nos sucede cada año y en el que tenemos que trabajar, sobretodo porque este es nuestro período de siembra que debemos cuidar, ya que si el maíz sufre de estrés hídrico no lo podemos cosechar bien, lo que significa pérdidas en nuestros ingresos de todo el año. La CNR nos va a apoyar para poder limpiar bien nuestros canales, lo que nos deja más tranquilos”.

Por su parte, el presidente de la Comunidad Canal Las Aguatayas, Juan Kesler, indicó que “me parece muy bien que el Gobierno esté aquí y pueda ver los daños que deja la bajada del río. Lo que necesitamos hacer, además de resolver los problemas que tenemos ahora por los aluviones y poder regar, a futuro necesitamos obras que nos permitan a futuro estar mejor preparados y que no se produzcan estos problemas. Toda la comunidad ha trabajado y se ha esforzado, apoyado de la Junta de Vigilancia del Río Lluta que nos prestó servicios con su retroexcavadora para poder abrir nuevos canales hacia el río”.

Cabe destacar que la CNR ha estado aplicando la ficha de catastro de daños, además de los valles de Lluta y Azapa, en los sectores de Codpa y Camarones.

EA/jfe/css

[wbcr_php_snippet id="27241"]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.