En el superclásico argentino River Plate inclinó la cancha pero no fue suficiente

Cero a cero fue el resultado del clásico del fútbol argentino de esta tarde. Jugó mejor River Plate, fue más punzante y el DT Marcelo Gallardo se arriesgó más en el dibujo estratégico en el segundo tiempo, pero aún así, no pudo vulnerar a Boca Juniors en el Estadio Monumental, enclavado en el barrio de Nuñez en la capital trasandina. 

El clásico argentino esta vez no tuvo brillo ni llegó a la altura de otros partidos. Con mucha fricción en el mediocampo, hubo 6 tarjetas amarillas, Gallardo colocó un doble cinco – Ponzio y Domingo – que controlaron a la línea media de Boca (Gago, Betancurt y Pérez) que a su vez dejó sin habilitar a sus dos delanteros, Lodeiro y Tevez, ambos en una tibia presentación.

River en los pies de Rodrigo Mora tuvo las dos mejores ocasiones de abrir el marcador. En la primera lo evitó el travesaño y en la segunda, una tapada en la misma línea del meta Agustín Orión, le quitó el grito de gol a la hinchada de la banda roja.

El resultado de este partido interzonal del torneo 2016 que se juega en dos grupos a una sola rueda, no les fue favorable a ninguno de los dos. Boca quedó a ocho puntos del líder Lanus, Grupo 2, y River, a cinco de Rosario Central puntero del Grupo 1 y al que aún le falta un partido ante Banfield.

Al término de la temporada los dos primeros de cada grupo disputarán la final del torneo y sacarán pasajes a la Copa Libertadores.

EA/css

[wbcr_php_snippet id="27241"]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.