CORES quedan sorprendidos al visitar La Granja donde viven 40 familias

Impresionados quedaron los Consejeros Regionales (CORES), pertenecientes a la Comisión de Infraestructura, presidida por Rodrigo Díaz, quienes debieron trasladarse al sector norte de la ciudad, camino al vertedero, al sitio conocido como Asociación Gremial La Granja en que viven 40 familias.

Si bien debieron pasar por lo que fue el  sector poblacional de Cerro Chuño –entre casas a medio destruir, otras a medio demoler, y unas pocas habitadas por sus propietarios o sus nuevos dueños-  constaron las precarias condiciones de la ruta, o más bien dicho huella, que conecta a la ciudad con el sector a visitar.

Es inimaginable que en un lugar tan inhóspito, en un suelo altamente salino, con costras similares a las existentes en las oficinas salitreras, 40 familias hayan concretado el sueño del sitio y casa propia, y además se atrevan a emprender con 40 proyectos de crianza de caracoles, además de igual número de viveros.

Lo destacable, es que emprendieron sin agua, sin luz, sin alcantarillado, sin ningún aporte de entidades gubernamentales, pero que comercializan lo que producen.

A la delegación los salen a recibir sus dirigentes, entre ellos, Olga Muñoz, que al igual que sus representados, esperaban esta visita.

La primera impresión de los CORES, fue ver a  todos los habitantes, y cada uno de ellos les saludaran, esperando que alguien les visitara y escuchara lo que ellos necesitan, ya que lo medular, y que formó parte de sus sueños, ya lo han concretado en una larga década, de ir y venir, de ir y traer material para levantar sus viviendas.

Lo impresionante es que no hay un solo camino para llegar a ellos, hay unas cuantas huellas, disparejas, con hoyos, con chusca, pero se llega, entonces los CORES se preguntaron ¿Cuantas veces debieron subir y bajar a la ciudad?  ¿Cómo lo hicieron? ¿Cuánto gastaron?  Y con sus hijos ¿Cómo los educaron? ¿Cómo los trasladaron? ¿Cómo hicieron tanta transformación?  O en caso de urgencia ¿Cómo lo hacen? si todo está tan distante, y más aún con ese mal llamado camino, que quién no lo conoce, se pierde y va a dar al Arica que pocos conocen, que en medio de vertederos, viven familias en el fondo de verdaderos pozos secos.

En la instancia, los pobladores entregaron detalles de sus necesidades, a los integrantes de esta delegación -que fue compuesta además por Ovidio Santos, Ernesto Lee, Juan Poma y Marcelo Zara–  las que van por electricidad, agua potable, alcantarillado, y un acceso expedito, además del apoyo al micro emprendimiento, debido a la ejecución de un proyecto de crianza de caracoles.

La dirigente valoró la presencia, entendiendo de que era la oportunidad de plantear sus necesidades, para beneficio de sus 160 habitantes, y que se espera materialice en un proyecto que deberá votar el CORE en la sesión del próximo 18 de marzo.

“Esto lo estábamos esperando hace bastante tiempo, en donde hemos hecho patria en un sector que es muy difícil, y que ellos, los Sres. del CORE se hayan acercado acá, es un gran avance para la Asociación Gremial La Granja”, expresó Muñoz.

La Granja 2 caracoles

En tanto, los consejeros, estimaron la imperiosa necesidad de apoyar propuestas que apunten al bienestar de la comunidad, y en especial a quienes están tan cerca de la ciudad, pero que carencias básicas como las ya constatadas, les distancian.

“Un sector que está tan cerca que forma parte del espacio rural, que no forma parte del radio urbano, pero que está tan lejos en materia de energía, de servicios básicos, de agua potable, de energía, y en donde hay un emprendimiento, que tiene que ver con el propio esfuerzo de las personas, tienen que ver con sacrificio de su patrimonio personal y la cantidad de tiempo que han estado acá, en condiciones difíciles, pero hay grandes sueños y expectativas de salir adelante”, resaltó Díaz.

“Importante resaltar esta jornada en que nos hemos constituido con la gente de este sector, conociendo sus proyectos, como el cultivo de caracoles, y las necesidades básicas, en especial la electrificación, lo que va a aportar a este proyecto y a los requerimientos  en sus viviendas”,  manifestó Poma.

“Es impresionante lo que han logrado hacer con sus medios, es admirable, por lo que hay que apoyarles. Esto de estar en terreno, es lo que se nos mandató también, para ver las cosas como son, no en las ceremonias ni en los cortes de cinta, sino que viendo las necesidades, y que se traduce en un proyecto interesante y necesario”, destacó Zara.

El sector  denominado Asociación Gremial La Granja, es de una extensión de 20, 8 hectáreas, de las que sus 40 jefes de hogar son propietarios  desde hace más de 10 años, y  por sus propios medios han levantado sus viviendas, además de ornamentar con especies arbóreas de la zona.

Entre sus habitantes hay adultos y mayores, jóvenes y niños, quienes diariamente, por sus medios, deben desplazarse a la ciudad, debido a que no existen servicios de buses y colectivos.

Y creemos saber la razón, que además de ser un sector rural, pero muy cercano a lo urbano, hace poco motivante a las líneas de movilización, emprender con un costo material muy grande, pero además, al no existir una sola ruta o vía, como que el retorno, al igual que la ida, se torna en una lotería.

No obstante, los habitantes de esta particular Asociación Gremial La Granja estiman que lograrán seguir plasmando esos sueños que un día se hicieron latentes, los que progresivamente se han ido concretando, y así queda de manifiesto en dos jóvenes, que en un rincón escuchan a sus padres y abuelos dialogar y despedirse de los CORES, y que orgullosos manifiestan que pese a todo, cursan estudios superiores de Geología y Enfermería…realmente, si, definitivamente  están haciendo patria.

EA/ma/css

[wbcr_php_snippet id="27241"]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.