Reconstitución de escena confirma dichos de implicado en asesinato de dos carabineros

Después de trabajar durante una hora y 20 minutos en la reconstitución de escena del homicidio de los dos funcionarios de Carabineros, ocurrido el año pasado en la frontera de la Región de Arica y Parinacota, la Brigada de Homicidios de la PDI confirmó que todas las diligencias realizadas hasta ahora en el lugar arrojan plena coincidencia entre los dichos vertidos por el principal imputado del crimen y la evidencia hallada por los peritos de la policía.

“La declaración del imputado se condice plenamente con lo que encontramos en el sitio del suceso. No nos queda duda, tenemos los elementos de convicción necesarios para decir que el imputado en este hecho estuvo en el interior de ese domicilio y reúne requisitos como responsable del homicidio de al menos uno de los carabineros”, sostuvo el jefe de la BH regional, comisario Carlos Bartheld Loayza.

Entre las 13:00 y las 14:20 horas se realizó la reconstitución de escena del crimen del cabo primero Víctor Godoy Pinto y el sargento primero Germán Cid Conejeros, ocurrido el 22 de enero de 2015 en el sector de Chislluma, ubicado en el kilómetro 85 de la ruta A-23 que une Tacora con Visviri.

En la recreación el Laboratorio de Criminalística de la PDI realizó peritajes balísticos, planimétricos y fotográficos que “se complementan entre sí y conducen a un elemento de convicción para ser presentado ante los tribunales de justicia”, explicó el comisario Bartheld.

Rec4

La diligencia se completó con la declaración que policía civil y Fiscalía lograron en diciembre pasado del hasta ahora único imputado del crimen de los uniformados, el ciudadano boliviano Juan Carlos Quispe Chacolla, de 20 años de edad.

Durante la jornada de reconstitución, el extranjero, que cumple prisión preventiva en la cárcel de Acha, fue trasladado por Gendarmería al Retén de Tacora de Carabineros, a escasos minutos de donde ocurrieron los asesinatos, sin embargo, se negó a colaborar en el recuento del delito. En todo momento contó con la compañía de sus abogados defensores.

La diligencia estuvo a cargo del fiscal jefe de Putre, Mario Carrera Guerrero, quien señaló que el Ministerio Público tiene pruebas de que el imputado reveló detalles del homicidio de los carabineros, cuando aún permanecía en la localidad boliviana de Charaña, antes de ser entregado por sus connacionales a las autoridades chilenas. Esta evidencia desvirtúa la versión del propio Quispe Chacolla, quien ha manifestado que fue inducido a inculparse tras su ingreso a territorio nacional.

La reconstitución de escena se realizó a 4.253 metros sobre el nivel del mar, bajo un cielo despejado y 25 grados de sensación térmica a la sombra.

EA

[wbcr_php_snippet id="27241"]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.