Macri asumió Presidencia de Argentina bailando al ritmo de Gilda

Argentina tiene nuevo Presidente desde este jueves 10 de diciembre, luego que el liberal Mauricio Macri (PRO) asumiera el cargo en el Congreso de la Nación y en la Casa Rosada, donde no asistió la ex mandataria Cristina Fernández de Kirchner, tal como se había anunciado en la previa, la única mancha en ceremonias seguidas por miles de personas en la Avenida de Mayo.

La Plaza de los dos Congresos poco a poco comenzó a recibir a los adherentes del ex Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que se hiciera conocido por liderar al club Boca Juniors en su etapa más gloriosa, entre 1995 y 2008, lo que le sirvió de trampolín para la arena política, como lo hizo Sebastián Piñera con Colo Colo en Chile.

Macri se trasladó hacia el Congreso en un vehículo descubierto custodiado por militares Granaderos, donde le esperaban autoridades de diversas partes del mundo, entre ellas la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, y donde le fue ungida la banda presidencial, luego del juramento que le tomó la vicepresidenta Gabriela Michetti.

En su primer discurso, Macri dijo que “quiero agradecer a todos mis compatriotas porque los siento parte de un camino común. Esto es lo que pidieron millones de argentinos que estaban cansados de la prepotencia. Vamos a cuidar a todos. El Estado va a estar donde sea necesario. Vamos a universalizar la protección social, para que ningún niño quede desprotegido”.

“Vamos a combatir el narcotráfico como ningún otro gobierno lo hizo antes. Voy a ser implacable con la corrupción. No puede haber jueces militantes de ningún partido. Vamos a hacer el mayor de los esfuerzos para que los argentinos puedan vivir cada día mejor. Creemos en la unidad y en la cooperación de América Latina y el mundo. Convoco a todos a aprender el arte del acuerdo. Desafiemos todo lo que alguna vez nos haya desunido. Las grandes transformaciones se hacen dando pequeños pasos cada día. Si los argentinos nos animamos a unirnos seremos imparables. Vamos Argentina”, sentenció.

Luego, Mauricio Macri se trasladó a la Casa Rosada, donde estuvo acompañado de su esposa Juliana Awada, saludando desde los balcones y recalcando que “estamos a punto de iniciar una etapa maravillosa para nuestro país. Prometo siempre decirles la verdad”.

Finalmente, Macri se despidió de los asistentes bailando al ritmo de la desaparecida cantante tropical Gilda, donde sorprendió la vicepresidenta Michetti entonando muy bien la canción “No me arrepiento de este amor”.

EA/rb

[wbcr_php_snippet id="27241"]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.