Proyecto ejecutado por el Instituto de Investigaciones Agrarias disminuye 50% picaduras de Jerjeles

Hace algunos años ir de paseo a los valles de Lluta, Azapa, Camarones, Caleta Vítor y Chaca era sinónimo de volver con muchísimas picaduras de jerjeles, verdadera plaga que hacía recordar por varios días, dada la intensa y desagradable picazón, aquel viaje dentro de la provincia de Arica.

Hoy todo ha cambiado mucho, gracias al “Programa de Control de Simulidos Hematófagos en la Provincia de Arica”, proyecto ejecutado por el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA–URURI) y financiado por el Gobierno Regional de Arica y Parinacota, proyecto que ha permitido disminuir en un 50% la población de estos insectos cuyas picaduras-mordeduras afectaban directamente y severamente a toda la población rural y urbana.

El Seremi de Agricultura de la región; Miguel Saavedra Palma, explicó que el enfoque acertado del problema, la rigurosidad de la información y el profesionalismo demostrado por los profesionales del INIA–URURI, han significado el éxito de esta campaña de control de simúlidos en el Valle de Lluta, para tranquilidad de los agricultores, sus familias y las familias ariqueñas que gustan de disfrutar un buen rato en el valle, especialmente durante los fines de semana.

La máxima autoridad ejemplificó este cambio en la condición del valle señalando que la realización de la Expolluta 2015 se pudo llevar a cabo con mucha tranquilidad, dado que la presencia de estos molestos mosquitos fue cercana a cero.

Este programa, de tres años de duración, finalizará en octubre de 2016 y surgió como una respuesta a la plaga de simúlidos o jerjeles hematófagos cuyos efectos adversos se extendían transversalmente, afectando la vida de las personas de los sectores mencionados, la actividad agropecuaria (trabajadores agrícolas y animales domésticos) y al turismo, puesto que muchas personas evitaban visitar zonas de atractivos arqueológicos, paisajísticos o espacios de esparcimiento al aire libre, como zonas de camping, restaurantes y paradores turísticos, por las desagradables consecuencias posteriores.

El encargado regional de la oficina de INIA, William Potter Pintanell, manifestó que se desarrolló una metodología de control integrado de jerjeles en los ríos y afluentes, que fuese sostenible en el tiempo y pudiera ser abordada a término del proyecto por los organismos públicos y organizaciones sociales.

“Se determinó los focos de generación de jerjeles en los valles de Lluta y Camarones, se realizaron ensayos de evaluación insecticidas para el control de larvas de jerjeles y se implementó estrategias de manejo integrado para el control de jerjeles en los valles y quebradas en estudio utilizando el producto larvicida biológico específico para este díptero (Bacillus thuringiensis)”, comento Potter.

Larvas jerjenes 2

Por otra parte, se implementó un programa de difusión y transferencia de las estrategias de manejo de jerjeles a las comunidades rurales, junta de regantes y servicios públicos afectados por la plaga, incorporando a la comunidad en la búsqueda de solución para el manejo de esta plaga.

Los Jerjeles disminuyen a partir de abril 2014

Desde abril del año pasado se produjo una disminución en la población larvaria de jerjeles (específicamente de la especie hematófaga- presente en el Valle de Lluta-  simulium escomeli) en un 50% en los sitios de aplicación de bioinsecticida y un 25% de satisfacción manifestado por las personas encuestadas.

Actualmente el proyecto sigue su curso manteniendo las poblaciones larvarias en los mínimos niveles, mediante monitoreo de la población-plaga, muestreo y control semanal.

Por otra parte se ha realizado un exitoso programa de difusión y transferencia con manejo integrado de jerjeles, con  capacitación de cada uno de los involucrados (pobladores, trabajadores, trabajadores municipales, profesores, alumnos, entre otros), dado que resulta fundamental que los dueños de parcelas por donde pasan canales, drenes, bocatomas y vertientes, realicen limpieza de las malezas a lo menos dos veces al año, de manera de evitar focos de crianza.

De aquí al fin de proyecto, octubre de 2016, se contará con un “Protocolo de Manejo Integrado de Simúlidos” y se contará con un insecticida biológico que no afecte a la flora y fauna y sea sustentable en el tiempo, además se realizará un informe técnico en el que se consigne el porcentaje de reducción de la población inicial logrado con las aplicaciones de bioinsecticida.

EA/jfe/css

[wbcr_php_snippet id="27241"]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.