Delegación de Hospital Kallvü Llanka de Cañete visita posta de Putre y Hospital Regional

El equipo de interculturalidad en salud del Hospital Kallvü Llanka de Cañete, ubicado en la Región de Bío-Bío, inició una visita para conocer las iniciativas de complementariedad con la medicina indígena que se desarrollan en el Servicio de Salud Arica (SSA), específicamente en la comuna de Putre, en la posta de San Miguel de Azapa y en el Hospital Regional.

La delegación fue liderada por el director del establecimiento, José Luis Lincoñir González, quien fue acompañado por el médico de familia Nicolás Mora, la matrona Sheyla Mora, la psicóloga Connie Olivares y los facilitadores interculturales Francisco Llaupe y Elizabeth Raimán.

María José Urrutia, encargada de salud y pueblos indígenas del SSA, detalló que, el lunes 9, estuvieron en el CESFAM de Putre y en Qullan Uta, casa donde atienden médicos aymara de dicha comuna, gracias a una iniciativa del SSA, donde pudieron compartir experiencias con los terapeutas Teófilo Cañari, Fausta Pairo y Luisa Gutiérrez.

El martes 10, llegaron a la posta de San Miguel de Azapa, en la comuna de Arica, donde conocieron el trabajo de la qulliri Aurelia Álvarez, que mantiene un huerto de hierbas medicinales al interior del establecimiento.

El miércoles 11, conocieron la sala intercultural de parto del Hospital de Arica, que forma parte del programa Utasanjam usuña/ Parir como en casa del SSA, y se reunieron con el equipo de matronas del servicio de maternidad para conocer la experiencia de dar espacio al parto a la manera aymara a las gestantes de ese pueblo.

El director del Kallvü Llanka manifestó que su establecimiento tiene como eje transversal de sus acciones la interculturalidad y que, en estos momentos, están avanzando en la pertinencia cultural mapuche de sus prestaciones, razón por la cual decidieron viajar a Arica para tener orientaciones en las experiencias que se desarrollan con el pueblo aymara hace casi dos décadas.

Agregó que les llamó atención las atenciones complementarias entre médicos oficiales e indígenas en los centros de salud, como la iniciativa de parto a la manera aymara en el hospital. Valoró, por ejemplo, que los terapeutas andinos puedan acompañar permanentemente a los pacientes en la red asistencial.

Lincoñir comentó que, por su parte, el Hospital Intercultural de Cañete inició, el 2014, la entrega de la placenta a las madres mapuche después del parto, para prácticas de dicho sistema médico que buscan proteger la salud del recién nacido y en coordinación con la autoridad sanitaria de su Región.

EA/fo

[wbcr_php_snippet id="27241"]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.