La ‘Roja’ le ganó duro duelo a Perú y sigue con campaña perfecta en Eliminatorias

La selección chilena sacó esta noche su cartel de campeón de América para vencer en condición de visitante por 4-3 a su similar de Perú, en Lima, en un dinámico y emocionante encuentro que cerró la segunda fecha de las Eliminatorias Sudamericanas a la Copa del Mundo del año 2018.

Una victoria que le permite al combinado nacional quedar junto a Uruguay y Ecuador en la cima de la tabla del camino a Rusia, con seis unidades, dejando además una grata imagen respecto a su funcionamiento. Perú, en tanto, se ubicó en el fondo de la clasificación sin puntos, al igual que Venezuela y Bolivia.

El ‘Clásico del Pacífico’, que partió con polémica por la pifia del himno nacional, fue intenso desde el inicio y fue así que la ‘Roja’ abrió el marcador con un golazo de Alexis Sánchez a los 7 minutos. El tocopillano recibió buen pase de Mauricio Isla desde la derecha y sacó potente disparo alto para batir a Pedro Gallese.

Sin embargo, de contragolpe vino el empate del conjunto incaico: Jefferson Farfán recibió un pase por el sector derecho, tras una mala salida nacional, y fusiló a Claudio Bravo (10′). El guardameta de FC Barcelona tuvo responsabilidad en la conquista porque el disparo fue al primer poste y pasó por debajo de su cuerpo, pero la ‘Foquita’ estaba offside cuando anotó.

Tras los goles el partido comenzó con un ‘palo y palo’ que ya temía Sampaoli, porque las transiciones de Perú efectivamente fueron peligrosas. Si bien Vargas no pudo en un mano a mano ante Gallese (22′) antes Farfán casi anota el segundo (19′) ante una falla compartida entre Gonzalo Jara y Bravo.

Luego comenzó a ser protagonista el árbitro Pitana: primero expulsó de forma apresurada a Christian Cueva, quien le tiró un pelotazo en la cara a Jorge Valdivia (22′). En la acción previa Marcelo Díaz se llevó amarilla y quedará suspendido ante Colombia por la amonestación que tuvo ante Brasil.

Cuando todo parecía que la ‘Roja’ tomaba la ventaja, vino un cobro de penal inexistente por parte de Pitana, porque Mark González ganó el balón ante un rival y con el impulso lo golpea con la rodilla. La pena máxima la cobró Farfán para el segundo (35′).

Sin embargo, el equipo de Sampaoli se calmó, al tener un hombre más, y encontró los goles de la ventaja: primero lo empató con un tanto de Eduardo Vargas (41′) tras una notable triangulación con Alexis y Valdivia, y luego Alexis Sánchez anotó el 3-2 parcial al aprovechar excelente pase atrás de Díaz y sacar tiro cruzado (44′).

En la etapa complementaria, Chile aprovechó la ventaja en el marcador y la presencia de un hombre de más en el terreno para manejar con comodidad las transiciones y frenar el ímpetu ‘blanquirrojo’, que apostó por la salida rápida y principalmente por la banda derecha donde se posicionaba Farfán, por lejos el hombre más peligroso del local.

La ‘Roja’ mostraba su chapa de campeón de América para poner la sexta diana de la noche y el cuarto para sus colores, prácticamente sentenciando la brega. En un letal contragolpe, Sánchez se mandó en carrera por la banda izquierda y a la entrada del área cedió para Vargas, quien definió con calidad y de zurda tras dejar en el camino a Gallese.

Luego del 4-2, Sampaoli se dio el gusto de realizar un par de cambios para que el forastero conservara la esférica en su poder y le diera descanso a jugadores que se habían exigido al máximo ante Brasil. Así, Francisco Silva y Felipe Gutiérrez ingresaron por Marcelo Díaz y Arturo Vidal, respectivamente.

Con un dueño de casa sin ideas y sólo apelando a las individualidades, la escuadra del casildense tuvo el quinto a los 60’. El arquero Pedro Gallese sacó primero un remate de Vidal, estirándose a su sector derecho, y luego un misilazo de Vargas en el centro del pórtico.

En la recta final de la brega, Perú agotó sus energías ante la clara superioridad del visitante y se preocupó principalmente de defender, dejando pasar los minutos. Sólo en una aventura aislada en los descuentos, a los 90+2′, Paolo Guerrero descontó con un remate que superó la resistencia de Bravo.

De esta manera, la selección nacional dejó silente el Estadio Nacional de Lima y alcanzó su tercera victoria en suelo incaico por Eliminatorias, tras las conseguidas en 1985 (1-0) y 2009 (3-1).

En la doble fecha de noviembre, Chile se verá las caras el día 12 con Colombia en el Estadio Nacional y cinco días después visitará en Montevideo a Uruguay, en un duelo que promete tras el ‘caliente’ encuentro que protagonizaron en los cuartos de final de la Copa América 2015.

EA/rs

[wbcr_php_snippet id="27241"]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.