Grita todo Chile: Campeón de América

Por Laurencio Valderrama

Después 99 años la selección Chilena logró de forma inédita el título de la Copa América 2015, tras vencer por penales a Argentina, luego de empatar sin goles en una emotiva final disputada ante 45.693 espectadores en el Estadio Nacional.

La ‘Roja’ jugó a alto nivel, maniató a su rival, tuvo las mejores chances pero no logró finiquitar y se impuso por 4-1 desde los 12 pasos, con Alexis Sánchez como héroe al anotar el último penal.

Tras un emotivo inicio, con himno nacional a todo pulmón y un minuto de silencio en la memoria de Carlo de Gavardo, Sampaoli con tres volantes nominales en la zaga logró maniatar a la ofensiva ‘Albiceleste’, que sólo inquietó a balón parado.

En ese sentido, Jorge Valdivia jugó un partidazo, distribuyendo juego con sus compañeros e inquietando junto a Alexis, Isla y Vidal. En la primera clara el ‘Mago’ alargó para Alexis, que metió centro rasante para Vidal, que exigió gran reacción de Romero (10′).

La zaga encabezada por el ‘líbero’ Marcelo Díaz funcionaba bien, pero cedió un tiro libre peligroso a Messi, que encontró un peligroso cabezazo de Otamendi (20′). El portero Claudio Bravo estuvo soberbio para responder a quemarropa y en la contra Vargas elevó solo (22′).

Mientras Otamendi, Rojo, Mascherano y Biglia se turnaban en cometer faltas a Valdivia, el ‘Tata’ Martino sentía una baja importante: Di María salió lesionado por un tirón en el isquiotibial de su pierna izquierda tras largo carrerón, fue reemplazado por el ‘Pocho’ Lavezzi (28′).

En tanto, Messi no tuvo mucha oportunidad de tocar el balón por la triple marca. Si bien logró sacar amarillas a Medel y Díaz, además que dio algunos pases con peligro, estuvo lejos de las actuaciones ante Colombia y Paraguay. Sólo en una contra encabezada por Pastore su compañero Lavezzi exigió a Bravo (45′).

En el complemento ambos equipos comenzaron a sentir paulatinamente el intenso trajín del primer tiempo. De hecho Valdivia perdió protagonismo y sólo tuvo un remate elevado (51′) antes de ser reemplazado por Matías Fernández (77′). El ‘Mago’ salió molesto.

Sin embargo, el equipo del ‘Tata’ Martino cedió terreno y comenzó a refugiarse. Ello provocó que se cerraran espacios y que Eduardo Vargas no pudiera ser factor. La única realmente clara fue una hermosa volea de Alexis a pase de Aránguiz que se fue desviada por poco (81′).

Cerca del final el DT trasandino decidió incluir a Banega por el mejor de los trasandinos, Pastore. El hombre de Valencia ayudó a recuperar el mediocampo y generar algunos balones peligrosos a balón parado. En la última Messi trianguló con Lavezzi e Higuaín… y la pelota pasó por nada del palo. Uff… tiempo extra.

EA/lv

[wbcr_php_snippet id="27241"]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.