Interponen demanda colectiva a Blanco y Negro

El SERNAC interpuso una demanda colectiva contra Blanco y Negro, luego que la empresa no cumpliera con las condiciones contratadas por los consumidores que  concurrieron al Clásico del 19 de octubre pasado, y que se encontraron con que las localidades que habían adquirido para el sector Magallanes se encontraban ya ocupadas por otras personas.

Según el Servicio, esto sería señal de que el evento no contó con la adecuada planificación ni con las medidas de prevención para evitar la sobreocupación en ese sector del estadio.

Tras estos hechos y luego de oficiar a Blanco y Negro, en enero de este año, el Servicio inició una mediación colectiva para buscar una solución a los consumidores que se vieron afectados, debido a que hubo incumplimiento al deber de profesionalidad, en los términos y condiciones contratadas y  a su vez, por una negligencia y falta de seguridad en la prestación del servicio.

Recordemos que los hechos se suscitan luego de que hubiese una sobreocupación de hinchas en el sector Magallanes del estadio, lo cual se provocó por problemas de organización y al deficiente sistema de control de ingreso de los asistentes. Según argumentó la empresa, en su oportunidad, que esto se habría debido a una causal de fuerza mayor.

Sin embargo, en esta instancia extrajudicial, Blanco y Negro no presentó una propuesta satisfactoria que cumpliera con los estándares exigidos por la institución y que a su vez permitieran compensar a los hinchas que no pudieron ingresar al sector Magallanes del recinto deportivo, a pesar de haber comprado su ticket con anticipación.

El Director Nacional del SERNAC, Ernesto Muñoz, señaló que “es deber de las empresas ser profesionales y cumplir con estándares de calidad, en este caso, los hinchas, tanto de Colo Colo como de Universidad de Chile, pagaron por su entrada y no pudieron ver el espectáculo deportivo, porque les cerraron las puertas, generando inseguridad entre los asistentes”.

Según explicó la autoridad estos hechos demuestran que Blanco y Negro no contaba con un plan preventivo para evitar este tipo de hechos, por lo que no cumplió con su deber de profesionalidad ni con un estándar mínimo de diligencia para asegurar que los asistentes disfrutaran del espectáculo pese a comprar sus respectivas entradas.

Muñoz agregó que “Blanco y Negro fue incapaz durante la etapa extrajudicial, de dar una respuesta oportuna y adecuada que beneficiara a todos los consumidores que se vieron afectados sin poder ingresar al estadio, a pesar de haber comprado su entrada”.

Es por esto, que el SERNAC decidió presentar esta demanda colectiva que busca que Blanco y Negro se haga responsable de los hechos y se apliquen las multas correspondientes y a su vez, se ordene el pago de las reparaciones e indemnizaciones correspondientes, debido a los perjuicios causados a los consumidores.

El Servicio recordó que los consumidores tienen derecho a que el evento se desarrolle con seguridad, lo que incluye que cuente con las autorizaciones correspondientes que lo garanticen.

Asimismo, el SERNAC informó que las entradas vendidas deben corresponder a la capacidad real del recinto, pues la Ley sanciona la sobreventa porque pone en riesgo la seguridad de quienes asisten.

Por último, el organismo indicó que las empresas tienen el deber de profesionalismo que la ley les exige y se traduce, por ejemplo, que deban tomar todas las medidas necesarias para que los consumidores concurran de forma segura a un espectáculo y se respeten las condiciones ofrecidas.

EA/ao

[wbcr_php_snippet id="27241"]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.