Colo Colo mantuvo paternidad sobre la ‘U’ al ganar 2-1 y sumar cuarto clásico seguido

Mantuvo la paternidad. Colo Colo lo dio vuelta y consiguió su cuarto triunfo seguido en un Superclásico, al vencer con un agónico y correcto penal por 2-1 a Universidad de Chile, ante 25.832 asistentes al Estadio Nacional, y se convirtió en el nuevo líder del Torneo de Clausura 2014-2015.

A diferencia del último clásico en Ñuñoa (1-0), el cuadro de Héctor Tapia dominó ampliamente el primer tiempo y maniató al cuadro azul. De hecho, tuvo dos aproximaciones antes de una chance clara de Humberto Suazo, quien encaró y remató a portería, exigiendo una buena reacción de Johnny Herrera a los 15 minutos. El meta azul iniciaba una buena labor tras recibir el galvano de sus 500 partidos oficiales.

El ‘Cacique’ perdonó y lo pagó caro, porque la ‘U’ abrió el marcador con un afortunado gol de Sebastián Ubilla (16′), quien remató al arco y el balón rebotó en Christian Vilches antes de batir a un descolocado Justo Villar. Fue el primer tanto del ‘Conejo’ en Superclásicos y lo celebró con toda la banca.

Pese al gol en contra, el conjunto albo no se amilanó y continuó manejando el trámite y llegando de forma peligrosa. En ese contexto, ‘Chupete’ Suazo jugó su mejor partido desde su retorno a Chile, mostrándose muy activo, dinámico y generándose en total tres ocasiones claras, siendo una de ellas un disparo desviado por centímetros (32′). Sin embargo, la ‘U” tuvo a un portentoso Herrera, quien se reivindicó de malas actuaciones anteriores con un manotazo salvador (22′) ante Suazo, una buena tapada ante remate de Esteban Pavez (31′) y otra contención a un peligroso tiro cruzado en
solitario del capitán, Gonzalo Fierro (44′).

Los azules sólo tuvieron a la contra un remate del uruguayo Maxi Rodríguez que tapó Villar (30′), un disparo del charrúa Mathias Corujo que manoteó el mismo meta guaraní (37′) y un tiro desviado de Lorenzetti (45′). Si bien el equipo de Martín Lasarte fue dominado, esta vez tuvo la capacidad de sostener su ventaja y defenderse sin violencia, porque sólo Benjamín Vidal recibió amarilla por parte del árbitro Eduardo Gamboa, que hasta ahí cumplía una impecable actuación.

Herrera se reivindicó… pero Paredes fue la figura del partido

En el complemento el cuadro popular salió con todo y jugó con cuatro delanteros nominales, tras el ingreso de Juan Delgado por un bajo Luis Pedro Figueroa. Fue así que Paredes perdonó solo (49′) pero luego marcó -por el trámite- un justificado empate (54′) a gran pase de Valdés, porque otra vez entró solo y esta vez definió con calma ante Herrera. Fue el séptimo en Superclásicos para el ariete y el sexto en el
Clausura.

Sin embargo, el juez Gamboa comenzó a tener cada vez mayor protagonismo porque no sancionó un claro penal de Fierro a Corujo (50′) y sólo amonestó a Esteban Pavez cuando le daba un torpe manotazo a Lorenzetti (55′), aunque sobre el final no cobró una clara mano de Espinoza (90′). Tal vez ‘manejó’ el partido el juez, lo cierto es que se equivocó para ambos lados en acciones puntuales, más allá que acertó en el cobro final.

Valdés tuvo una chance clara en enorme jugada individual (61′) y eso obligó a Lasarte a meter a Seba Martínez por Maxi Rodríguez. Tapia respondió con la entrada de Claudio Baeza por Flores para disputar el mediocampo y de Emiliano Vecchio por Suazo para dar nueva energía a la creación. Entre medio Guzmán Pereira exigía a Villar con un tiro que otra vez rebotó en Vilches (65′).

Tras ello Herrera se consolidó como la figura del partido, al achicar de forma soberbia ante Paredes (70′) y luego sacar un disparo de Delgado (76′). Esto emocionó y le dio nuevos bríos a los azules, que se volcaron sobre el arco sur en los últimos 10 minutos, amén además de la entrada de Leandro Benegas y César Cortés (por Canales y Ubilla). Sin embargo, Villar estuvo muy sólido para conjurar el peligro.

Ya en los descuentos llegó la jugada decisiva del partido: Mathías Corujo saltó a cabecear un balón pero le dio con la mano. El penal fue tan claro que hasta Johnny Herrera se lamentó resignado al borde del área. Fue Esteban Paredes quien anotó el penal para dar una alegría máxima a toda la hinchada popular (1.500 personas) y lograr su cuarta victoria seguida sobre el archirrival: 3-2 (Apertura 2013-2014), 1-0 (Clausura 2013-2014) y 2-0 (Apertura 2014-2015). Triunfo justificado para el ‘Cacique’ por el trámite del juego y nuevo bálsamo para el exitoso proceso del debutante DT Héctor Tapia.

Con este resultado, Colo Colo es el nuevo líder con 23 puntos y supera a Cobresal en la cima, pero los mineros (21) deben jugar contra Antofagasta. El cuadro de ‘Tito’ Tapia no tendrá semana de Copa, por lo cual podrá preparar con más descanso el importante pleito ante Unión La Calera en el Monumental.

En tanto, Universidad de Chile sigue en un discreto puesto 13 con 11 puntos y no le gana a los albos hace casi dos años (3-2 en el Nacional, Transición 2013) y además sufrió su cuarta caída en línea en Ñuñoa en plano local. El equipo de Lasarte ahora se enfocará en su decisiva visita a The Strongest en La Paz por Copa Libertadores, para luego visitar a Palestino en el estadio Santa Laura.

EA

[wbcr_php_snippet id="27241"]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.