Rocafull: La empresa que pretende instalar termoeléctrica está amenazando a la ciudadanía

El legislador fue enfático en señalar que la empresa que pretende instalar la Central Termoeléctrica Parinacota,  está  amenazando a la ciudadanía a través de sus declaraciones  enviadas a los medios de comunicación. “Eso no es correcto y no lo toleraremos”.

Ante el anuncio de  la Empresa Rulerec S.A que evitará presentar un nuevo estudio de impacto ambiental  para su proyecto Central Termoeléctrica Parinacota, el diputado Luis Rocafull López, enfatizó que  si la firma en 2012 determinó hacer mejoras al proyecto mediante la instalación de nueva tecnología, lo obvio es que se someta al estudio de impacto ambiental respectivo. Para eso tenemos una institucionalidad que debe respetarse. Agregando que  pedir  que se someta a un nuevo estudio de impacto ambiental no debiera escandalizar a ningún ejecutivo, ni de Rurelec  ni de ninguna otra empresa.

“Este diputado es responsable de una de las acciones legales que Rurelec acusa como un impedimento para que el proyecto Central Termoeléctrica Parinacota se modernizara. Eso es tan absurdo como equívoco. Por cierto, nadie podría negarse a que este proyecto se modifique para que sea limpio y eficiente. Pero eso, debe demostrarse  en las instancias que corresponde”, dijo el parlamentario PS.

“No basta con  declarar buenas intenciones en la prensa. Es por eso,  insistimos en que debía presentarse a  Evaluación de Impacto Ambiental (EIA)”, añadió Rocafull.

El diputado llamó a respetar la institucionalidad a la empresa y dijo que es urgente revisar los criterios con que la firma británica pretende evitar la caducidad del Estudio de impacto ambiental que presentó en 2009.

“Vamos a pedir a la Superintendencia de Medio Ambiente que revise este punto porque las exigencias hoy son mayores para la puesta en marcha de estos proyectos”, dijo.

En la misma línea, el parlamentario comentó que la empresa no ha solicitado los permisos de edificación, cambio de suelo ni solicitud de servidumbre de paso que requiere para comenzar la ejecución del proyecto, que  tiene plazo perentorio hasta el 26 de enero del presente año.

Advirtiendo, que la empresa comenzará el proceso de cierre  perimetral de los terrenos como una estrategia para lograr suspender el plazo de cinco años de la original Resolución de Impacto Ambiental, para dar comienzo a la ejecución del proyecto, y así evitar la caducidad de la resolución  antes mencionada.

Finalmente el legislador ariqueño declaró estar tranquilo con su accionar frente a este tema. “Yo creo en las instituciones. No creo que los conflictos ambientales se deban resolver con un telefonazo a lo Barrancones”.

EA/cr

[wbcr_php_snippet id="27241"]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.