A nivel nacional hay más de 900 denuncias por cancelación de matrícula

Más de 900 denuncias a nivel nacional y 9 en la Región de Arica y Parinacota, por cancelación de matrícula, recibió entre enero y noviembre de 2014 la Superintendencia de Educación Escolar, siendo la disciplina escolar, la principal causa esgrimida por los establecimientos para no permitir al estudiante continuar sus estudios en el recinto.

Entre los causas de este ítem se encuentra la acumulación de anotaciones, condicionalidad, peleas con otros estudiantes, déficit atencional, atrasos e hiperactividad.

Mientras que en un muy bajo número figuran el consumo de drogas y agresiones a docentes. Al respecto, el Director Regional de la Superintendencia de Educación, Victor Silva Lam dijo que “la no renovación de matrícula por problemas conductuales es una medida extrema, excepcionalísima y última, legítima solo cuando efectivamente la situación implique un riesgo real y actual (no potencial o eventual), para algún miembro de la comunidad”.

Silva Lam indicó que “esta sanción debe estar contenida en el Reglamento Interno y siempre se debe aplicar conforme a un justo proceso, donde el estudiante puede hacer sus descargos y pedir que la sanción sea revisada”. Asimismo, advirtió que “la sola repetición de ciertas conductas, asociadas a faltas leves, como atrasos, acumulación de anotaciones y otras faltas menores, no pueden ser consideradas como un agravante que justifique la no renovación de matrícula”.

Tampoco se puede aplicar esta medida a estudiantes con déficit atencional o hiperactividad, dado que esto constituye una infracción a la normativa por discriminación arbitraria.

Casos más denunciados

Entre los casos más denunciados después de disciplina escolar que tiene 610 denuncias, lo que representa el 62,1% del total, le sigue rendimiento académico, con 183 (18,6%) y problemas con apoderados, con 125 denuncias (12,7%), además de razones económicas, con 63 casos (6,4%). Silva Lam, hizo un llamado a los establecimientos a retener a los alumnos en el sistema escolar, justo en medio del proceso de inscripción para 2015.

“Ningún alumno puede quedar sin estudiar, independientemente de su comportamiento, rendimiento académico o antecedentes socioeconómicos”.

Aunque la cifra representa una baja del 33,5% con respecto al mismo periodo del año pasado, sigue siendo preocupante, pues es el segundo ítem más denunciado, después de  maltrato escolar, comentó. Por niveles educativos, el mayor número de afectados se encuentra en Primero Medio, con 149 denuncias (15,1%), seguido de Séptimo y Octavo Básico, con 90 denuncias cada uno.

La medida afecta más al sexo masculino (60%), que al femenino (40%). Los establecimientos que más denuncias reciben pertenecen al sector Particular Subvencionado con el 67,3% de las denuncias, es decir 661, seguido del municipal con 146 (14,8%), particular pagado, con 101 (10,2%), administración delegada, con 13 (1,3%). Los apoderados, con 379 formalizaciones, son los que más denuncian estas prácticas.

Le siguen los padres, madres y tutores (311) y los estudiantes (142). En tanto, la región Metropolitana es la que presenta el mayor número de casos (372), seguida de Tarapacá (134) y Valparaíso (109), mientras que del total de denuncias, 839 (86%) se encuentran resueltas y 142 activas (14%), las que se ubican en distintas etapas de fiscalización y de revisión por el área jurídica.

EA

[wbcr_php_snippet id="27241"]