Ya comienza a tener color el desierto florido en la Región de Atacama

Fotos Jaco Carrizo / EANOTICIAS.COM

Las cientos de miles de semillas adormecidas durante años, vuelven a revivir en la Región de Atacama, todo gracias a la copiosa lluvia que cayó durante este invierno que las hace florecer en forma descomunal y con singular belleza.

La alfombra multicolor comienza a extenderse desde el sur de la ciudad de Vallenar hasta el norte de Antofagasta. Son 713 kms aproximadamente que cambian la fisonomía seca, arenosa y “sin vida” del norte chileno. Cuesta creer que en este contexto tan árido, se inmortalizaran en el mundo por su consabida belleza la Añañuca amarilla y roja, Garra de León, Malva, Suspiro, Pata de Guanaco, entre otras. 

Las imágenes de este artículo, fueron tomadas en el camino a la pequeña localidad de Carrizal, una caleta de pescadores y que hace también de balneario turístico, ubicado a solo 47,2 kms de Huasco Bajo, en la provincia del mismo nombre. 

Por la premura del florecimiento (julio), está a la vista que será una primavera a todo color y con una diversidad aromática digna de los mejores perfumes. 

Esto pasa por la calidad de la lluvia de este año. Solo como ejemplo, en mayo 2017, en solo seis horas, se precipitaron 53,6 milímetros, cuando normalmente caen 3,5 mm, según cifras de la Dirección de Meteorología de Chile. Por lo que no es solo un decir. De a poco arranca la temporada turística del desierto florido que generalmente parte en septiembre a full y culmina en diciembre.   

La nobleza de las flores y de un ecosistema tan particular, tienen a su reverso un costado temporal y de vida breve. Efímera vida, diríamos. Pero es un tiempo suficiente como para admirar, cuidar y protegerlas, hasta que el misterioso ciclo comience de nuevo en el desierto más árido del mundo. En buena hora y es nuestro.

EA/css/ 

Un comentario de “Ya comienza a tener color el desierto florido en la Región de Atacama

  1. Pingback: Investigan la quema intencional del milenario Yareta que está protegido por ley de bosques

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.