Seremi Víctor Mardones entre la espada y la pared

Por Equipo El Ariqueño.

No lo ha pasado bien el seremi de Gobierno de Arica y Parinacota, Víctor Mardones Bernal, y desde el mismísimo Ministerio que encabeza Cecilia Pérez en Santiago ya le advirtieron: Una más y debe dar un paso al costado.

Hoy por hoy la imagen representa mucho para un Gobierno y, considerando la cantidad importante de funcionarios que debieron dejar sus cargos, algunos antes de asumir, por irregularidades o situaciones impropias de un funcionario de público.

Por lo mismo, Mardones, que también es seguido muy de cerca por la Intendencia que lidera María Loreto Letelier Salsilli, ha tenido días tormentosos desde que este medio revelara una denuncia por “acoso” y “seguimiento”.

Allegados a la ministra Cecilia Pérez Jara, desde la capital, están incómodos por la situación. No quieren más ruidos que afecten al Presidente Sebastián Piñera y Mardones los hace. “Sale una noticia más sobre ti y deberás renunciar”. Así, tal cual le dijeron al arquitecto de profesión, según reveló un fuente a este medio de comunicación.

Pero eso no es todo. Desde el mismo Gobierno Regional piensan igual. Se sabía que Mardones Bernal no era el candidato número uno al cargo: El apuntado era el ex gobernador provincial Patricio López Berríos, pero finalmente Mardones se instaló en el edificio de avenida General Velásquez.

La intendenta Letelier no está cómoda, según le ha hecho ver a sus cercanos. Preferiría que Mardones de un paso al costado, pero ha tomado el tema con cautela, pues admite que la denuncia contra su subordinado “no tiene una sentencia judicial”, según afirman fuentes confiables. Eso lo está salvando. Por ahora.

Los próximos días podrían ser claves en el futuro de Mardones en la Secretaría Regional Ministerial de Gobierno, puesto que además éste mantiene una deuda por $4.806.068 con el Banco de Chile, que no ha pagado y por la cual mantiene una demanda, según consta en la causa 411-2018, caratulada “Banco de Chile con Mardones”, iniciada el 1 de marzo de 2018 y que se cursa en el Primer Juzgado de Letras de Arica.

Si bien una importante mayoría de chilenos mantiene compromisos económicos con bancos, instituciones financieras y casas comerciales, como reza el dicho, ‘la mujer del César no solo debe ser honrada, sino parecerla’. O sea, un funcionario público debe ser y parecer probo a la luz de la opinión pública y debe mantener antecedentes intachables.

Por menos han debido dejar sus puestos en otras regiones al menos 16 personas. Sume que Mardones se vio involucrado (según él “injustamente”) en el intento de engaño denunciado por vecinos en un proyecto habitacional para ampliación de viviendas cuando trabajaba en la Egis NovaVida, en 2008, tema que nunca terminó de aclararse.

Víctor Mardones está entre la espada y pared. No lo quieren ni en el Ministerio ni en el GORE y él lo sabe.

EA/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.