Según análisis de medición de nieve habrá menos agua

Si bien aún resta la medición final de septiembre, los niveles de nieve catastrados hasta ahora son equivalentes en agua a unos 450 mm, lo que significa hasta un 25% menor que lo visto en el mismo período de la medición anterior, y un 35% menos que el promedio histórico para esta etapa del año. El año hidrológico va de abril a marzo.

Para cumplir con los objetivos de operación segura y económica del sistema eléctrico, el Coordinador Eléctrico Nacional realiza un estudio, mediante el cual, a partir de las precipitaciones reales, mediciones de rutas de nieves u otros antecedentes que sean pertinentes, se elaboran pronósticos de caudales afluentes en las cuencas de interés. Las mediciones se realizan en los meses de julio, agosto y septiembre. En caso de ser necesario, se realiza una medición adicional a mediados de octubre.

La ministra de Energía, Susana Jiménez, viajó hasta la meseta Barroso, ubicada a 2.200 metros sobre el nivel del mar en la Región del Maule, junto al director ejecutivo del Coordinador Eléctrico, Daniel Salazar, para acompañar al equipo de expertos en la penúltima medición de nieve que se realiza este año. “Esta medición se hace desde 1968 y es muy importante para realizar buenos pronósticos del próximo período de deshielo para conocer la disponibilidad de agua en los caudales de los ríos y embalses, tanto para riego como generación eléctrica. Ello permite hacer una buena planificación y operación eficiente del sistema eléctrico”, explicó la ministra Jiménez.

La importancia de realizar cada año la medición de rutas de nieve tiene que ver con la extracción de información para ser utilizada por el servicio de pronóstico de deshielo. El proceso consiste en la medición de altura de nieve en los puntos de control ubicados en la Cordillera de Los Andes, en los puntos denominados: Meseta Barroso y Lo Aguirre (Cuenca del Maule), Meseta El Toro y Alto Mallines (Cuenca del Laja). Esta estimación, que se realiza desde hace 60 años, sirve para ver el desempeño que tendrán los afluentes de la cuenca del Maule, responsable de un 25% del agua utilizada y la más importante del país junto con la del Biobío. Tras el trabajo realizado en la Cuenca del Maule, se prevé que para el año hidrológico, que va de abril a marzo, existirá menos agua disponible  que años anteriores para el riego y la generación eléctrica.

La capacidad hidroeléctrica instalada en Chile es de 6.684 MW, lo que significa que aporta un 29,5% a la matriz nacional.

EAN/css

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.