Realizan mejoras a las viviendas de 82 familias de los barrios Miramar y Cerro La Cruz

Con la finalidad de inspeccionar la calidad y estado de avance de las obras, el seremi de Vivienda y Urbanismo, Giancarlo Baltolu visito viviendas beneficiadas del Programa de Protección del Patrimonio Familiar (PPPF) en el Barrio Miramar del Cerro La Cruz que suman un total de 82 hogares.

Las familias favorecidas son de los Barrios Miramar y Cerro La Cruz, que se encuentran beneficiadas en este llamado y a las cuales se les están realizado trabajo de mejoras en sus viviendas. Se trata de obras de infraestructura, mejoramientos de fachadas, cierres frontales y posteriores, que permitirán mejorar las condiciones de habitabilidad de las familias al interior de sus hogares.

En el Barrios Miramar son 60 familias a las que se les están realizando diversas mejoras de acuerdo a lo demandado por ellas y cuya inversión bordea los 150 millones de pesos. A ello se suma el Barrio Cerro La Cruz, con 22 familias y un monto aproximado de 64 millones de pesos.

Bajo esta modalidad, también están siendo beneficiadas 13 familias de Barrio Puerta Norte, cuya inversión bordea los 35 millones de pesos y 11 familias en Barrio Río San José, cuyas obras ya ejecutadas tuvieron una inversión cercana a los 29 millones de pesos. En total son 106 familias de sectores intervenidos por el Programa Quiero Mi Barrio, con una inversión que supera los 280 millones de pesos.

Una de las beneficiadas, Maria Cristina Aguilera explicó que “nosotros necesitábamos mejorar la calidad del hogar en donde estábamos viviendo, estoy muy agradecida de este programa en donde se nos da la posibilidad de mejorar cosas que probablemente nosotros con nuestros sueldos no podríamos asumir o tendríamos que pasar muchos años para poder lograrlo”.  En su hogar al igual que otros del Barrio Miramar, y de acuerdo a lo solicitado por los propietarios de las viviendas, se levantaron obras como cierres perimetrales, radier, cerámicas o ventanales. “Aquí necesitábamos que nos arreglaran la cerámica que estuvo por año mal puesta y el suelo mal nivelado, además de ventanales para tener algo más bonito con más ventilación y luz, uno quiere sentirse contenta con en el lugar que vive, estamos felices con estos cambios”, enfatizó María Cristina Aguilera.

Por su parte, el seremi explicó que este programa responde a las demandas individuales de los vecinos que buscan mejorar la habitabilidad de sus viviendas, pero no cuentan con los recursos y ven en este programa la oportunidad de mejorar su calidad de vida.

El subsidio de PPPF les permite a las familias desarrollar obras de mejoramientos de fachadas y cierres Perimetrales, reposición de puertas y ventanas, instalación de cerámica de piso, ejecución de rampa de acceso con pasamanos, instalación de superficies antideslizantes y remoción de superficies en mal estado.

La autoridad enfatizó que “estamos muy contentos con la recepción que han tenido las obras en los propios vecinos. Vemos como la política pública llega a la casa de la gente, los vecinos están muy satisfechos porque de una u otro forma les permite mejorar sus casa, con obras que a lo mejor no podrían hacerlo por sí solos”.

Por su parte, el director(s) del Serviu, Eduardo Cabrera explicó que “la ejecución de obras de mejoramiento de vivienda del PPPF enmarca dentro del Quiero MI Barrio que más allá de mejorar los espacios públicos, también aborda a través de este programa mejoras cualitativas en la habitabilidad de los hogares. En este caso los vecinos han desarrollado proyectos junto con la entidad patrocinante que mejoran la calidad de vida”, finalizó.

EA/fd/css

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.