Bachelet: “Si no hacemos los cambios frustraremos nuestra oportunidad de progreso”

En sesión del Congreso pleno, la Mandataria realizó su tercera Cuenta Pública a la Nación y destacó que “la obra gruesa” de las reformas impulsadas por su Gobierno comienza a concretarse.

Además, centró su mensaje en la construcción de confianzas, para alcanzar un mayor desarrollo y una mejor democracia.

La Mandataria aseguró que la ciudadanía exige más crecimiento económico, mejor distribución de la riqueza y que se terminen las malas prácticas de empresarios y políticos. “Por eso propusimos reformas; por eso las estamos haciendo realidad; y por eso las vamos a llevar a buen término”, aseguró.

Respecto a las reformas impulsadas, señaló que “hemos llevado a cabo aquel conjunto de iniciativas que son la base para seguir avanzando” y destacó que “los cambios que hemos emprendido son necesarios y tienen sentido, porque los ganadores son los chilenos y chilenas”.

La Presidenta afirmó que “hoy tenemos el orgullo de decir que la Reforma Educacional dejó de ser una promesa”, y anunció que enviará el proyecto de Ley de Educación Superior el próximo mes. Además, que desde 2017 se incluirán los IP y CFT sin fines de lucro y acreditados por cuatro años, para estudiantes de los primeros cinco deciles.

En materia económica, hizo un llamado a que “hagamos un pacto por un crecimiento que se sostenga en el tiempo (…) Porque sin complementariedad entre el Estado y el sector privado, todo esfuerzo será en vano”.

Además, comprometió una reducción del déficit estructural en 0,25% del PIB por año.

En materia de salud, destacó la inversión en infraestructura y puso énfasis en las medidas que han permitido reducir las listas de espera.

También anunció el envío de un proyecto de ley para la creación de un mecanismo solidario para madres y padres trabajadores en caso que sus hijos menores de 15 años sufran un accidente o enfermedad grave y de alto riesgo vital, para que puedan cuidarlos.

Asimismo, confirmó que “vamos a acelerar la tramitación del proyecto que crea la AFP estatal, que traerá más competencia, menores costos de administración y mejor cobertura” y que los resultados de la Comisión Bravo se reflejarán en una hoja de ruta para los próximos años.

En cuanto a la protección de los niños, especialmente más vulnerables, prometió avanzar hacia una nueva institucionalidad más eficaz, traspasando algunas tareas a otros organismos públicos y “propondremos al Congreso un rediseño al Sistema de Protección de la Infancia, la creación de un servicio de reinserción social juvenil y transformaremos el SENAME en el Servicio Nacional de Protección de Menores”, indicó.

En temas de género, anunció modificaciones a la legislación de violencia intrafamiliar, para aumentar las penas, y ampliar la concepción de violencia más allá de la relación de pareja o la familia. “Ese es mi compromiso como mujer y como Presidenta de un país civilizado”.

Por otro lado, acotó que “la inseguridad es un fenómeno que no se resuelve en cuatro años, ni con una política aislada ni menos con discursos altisonantes: es una tarea lenta que demanda mucha seriedad, esfuerzos múltiples y sostenidos en el tiempo”.

La Jefa de Estado abordó la demanda marítima boliviana y afirmó que nuestro país presentará en su momento una contra-memoria sólida, que defiende los intereses nacionales con argumentos jurídicos, históricos y diplomáticos.
Informó que instruyó evaluar la incorporación de nuevos estándares de transparencia y rendición de cuentas en la gestión de los recursos de la Defensa Nacional.

En cuanto al proceso constituyente, resaltó que hasta ayer 30.478 personas han dado su opinión en las consultas individuales y 3.274 encuentros locales han sido inscritos.

Finalmente, hizo un llamado a que “confiemos en Chile, confiemos en nosotros mismos. Sigamos avanzando juntos. No dejemos a nadie fuera, porque todos tienen algo que aportar en la construcción de la casa común”.

EA/

/