PDI agiliza diligencias para despejar misterio por varazón de langostinos y anchovetas

Los detectives recorrieron, este martes, distintos sectores de la costa, en busca de posibles causas, principalmente atribuibles a la intervención humana.

Una serie de diligencias lleva a cabo la Bidema de la PDI Arica para esclarecer la varazón de langostinos y anchovetas descubierta esta semana en las playas La Lisera y Las Machas, respectivamente.

La unidad policial salió esta mañana en una nave de la Armada a recorrer distintos sectores de la costa de Arica, con el fin de buscar posibles causas relacionadas con el fenómeno, principalmente atribuibles a la intervención humana.

Además, interpuso una denuncia ante la Fiscalía, que no apunta responsabilidades contra nadie en particular, pero que permite a la policía obtener una orden de investigar en este caso.

Entre otras cosas, la denuncia de la Bidema invoca el artículo 136 de la Ley de Pesca, que sanciona con multas y penas de presidio a quienes vierten contaminantes en cuerpos de aguas.

El jefe de la Bidema, subprefecto Pablo Ibarra Cordero, anunció la llegada a Arica en las próximas de horas de peritos ecólogos del Laboratorio de Criminalística Central para sumarse al equipo de expertos que revisa la muerte de las especies.

“En atención a la gravedad de los hechos, realizamos la denuncia. Nos comunicamos en forma directa con el fiscal y presentamos el hecho. Nos enmarcamos en el artículo 136 de la Ley de Pesca y Acuicultura y, en definitiva, queremos esclarecer si es que es efecto de la naturaleza o de terceros el hecho que hayan varado especies en dos puntos de Arica”, precisó el oficial.

Indicó que todavía es muy pronto para establecer la causa del fenómeno de la varazón, sin embargo, aseguró que existen diligencias que deben ser agotadas.

En cuanto a los resultados de este primer patrullaje con la Armada, indicó que no se encontraron indicios atribuibles a la acción del hombre, sin embargo, señaló que la búsqueda continúa. En esta oportunidad, el rastreo se acotó entre la desembocadura del río Lluta y playa La Lisera.

Asimismo, el subprefecto Ibarra reiteró el llamado de la PDI a la comunidad a no consumir las especies que bota el mar, por el riesgo que conlleva su consumo.

La varazón de langostinos comenzó el lunes 9 de mayo, mientras que la llegada de anchovetas a sectores cercanos al humedal habría empezado uno o dos días antes.

EA/rbs

/