el acceso a las nuevas tecnologías es una tarea pendiente para una parte de la población en el mundo. Crédito: Supriya Biswas / Banco Mundial

Para el Banco Mundial es muy amplia la brecha digital en el mundo

En un informe elaborado por el Banco Mundial bajo el título de “Dividendos Digitales”, la brecha digital en el mundo es más amplia de lo que se pensaba y a modo de conclusión asegura que para crecer necesariamente se necesitan complementos analógicos como regulaciones.

A la luz de los resultados dejados por la investigación luego de una consulta en más de 29 países y reuniones con  empresas del sector, se buscó conocer el acceso a internet, la función de este en la promoción del desarrollo, crecimiento y empleo y así los riesgos de la era digital como la desigualdad, la desaparición de puestos de trabajo y la amenaza de que internet se use para controlar la información que comparten los usuarios”.

Sobre el mundo interconectado, señala la entidad que se han triplicado los usuarios en los últimos diez años llegando a 3,200 millones en el 2015. Hace 10 años la cifra era de 1000 millones. Pero la multiplicación acelerada en esta década también devela que aún existen 4 mil millones de personas que no tienen acesso a internet.

Lo mismo sucede con la popular adopción de los teléfonos móviles, alrededor de 2,000 millones de personas no lo usan y casi 500 millones viven fuera de las zonas de cobertura.

La advertencia del Banco Mundial es que aquellos que no tengan acceso a las tecnologías digitales no tendrán derecho a la educación y a las habilidades para beneficiarse de ellas y quedarán aún más rezagadas, asevera el informe.

Para Uwe Deichmann, citado en el documento, geógrafo económico del Banco Mundial y codirector de dividendos digitales, “el acceso universal a Internet es una prioridad” y no sólo en el acceso a ello, también remarca que las nuevas tecnologías tienen que ser útiles en varias aspectos pero que debe cubrir lo básico como la “educación, el sector empresarial y la rendición de cuentas del Gobierno”.

También muestra el informe las contradicciones que se viven hoy, donde las empresas están muy conectadas, pero se ha desacelerado la productividad en el mundo. En la misma línea, argumenta que las tecnologías digitales están tranformando el sector laboral y al mismo tiempo, los mercados laborales se han polarizado más y la desigualdad va en aumento, sobre todo en los países más ricos, agrega el testimonio.

Cómo paradoja la institución financiera dice que actualmente en el mundo hay más personas con acceso a teléfonos móviles que a electricidad o suministro de agua, ¿esto siginifica que la revolución digital de verdad ha comenzado?, se pregunta.

Para leer el informe:
La brecha digital en el mundo

EA

/