Papelón: Ministro de las Culturas designado por Piñera duró 4 días en el cargo

Un serio revés político acusó el Gobierno de Sebastián Piñera, luego que el recién designado ministro de las Culturas, Mauricio Rojas, presentara su renuncia a cuatro días de haber asumido.

Rojas, ex militante del MIR y converso a la derecha, dimitió luego de ser duramente cuestionado tras asegurar que el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos es “un montaje cuyo propósito, que sin duda logra, es impactar al espectador, dejarlo atónito, impedirle razonar”.

El ex funcionario no alcanzó ni siquiera a adueñarse del cargo, siendo criticado por partidos de oposición, como agrupaciones de derechos humanos e incluso hasta por sectores oficialistas como Evopoli, contando con apoyo solo en los corrientes más convervadoras y pinochetistas de RN y la UDI.

El mismo Presidente Piñera, durante un acto en La Moneda, dijo que “no compartimos sus opiniones y declaraciones respecto al sentido y la misión del Museo de la Memoria, que recoge los testimonios, las vivencias, las evidencias y las enseñanzas de un período muy oscuro en nuestro país en relación a los derechos humanos”.

El Jefe de Estado añadió que “tampoco compartimos la intención de ciertos sectores de nuestro país que pretenden imponer una verdad única y que no tienen ninguna tolerancia ni respeto por la libertad de expresión y la libertad de opinión de todos nuestros compatriotas”.

Finalmente Piñera designó en reemplazo de Rojas a la arqueóloga Consuelo Valdés Chadwick, quien hasta la fecha se desempeña como directora de la Corporación Museo Artequín.

EA/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.