El trabajo de campo de la Fundación Altiplano es multidisciplinario.

Los puntos de Andrés Aninat: Conservación, desarrollo sostenible y críticas por falta de presupuesto

En su alocución, Andrés Aninat tocó diversos temas como el trabajo que llevó adelante la Fundación Altiplano entre 2003-2016 en la conservación patrimonial y desarrollo sostenible, el Programa de Actualización del Modelo de Gestión de la Ruta de las Misiones, programada por el Gobierno Regional como iniciativa del Programa de Puesta en Valor del Patrimonio SUBDERE y que busca consolidar y promover el trabajo logrado a la fecha, con especial foco en la gestión y liderazgo de las propias comunidades; y finalmente, el resumen del Programa Arica y Parinacota, Paisaje Cultural de América, recientemente sub-ejecutado para el Gobierno Regional.

Indicadores

Además durante la presentación, expuso indicadores de los resultados logrados a la fecha por el Plan Iglesias Andinas/Ruta de las Misiones y su apuesta por el turismo responsable, “que promueve el viaje como una experiencia de aprendizaje, al viajero como un enamorado de la conservación y a las comunidades emprendedoras, como custodias de los tesoros naturales y culturales del territorio”.

La mirada internacional

Por otra parte, hizo mención a las recientes publicaciones de diario El País de España y de la guía Lonely Planet, que dedicaron reportajes especiales tras realizar un viaje de aprendizaje por la Ruta, gestionado por Fundación Imagen de Chile. Entre las opiniones generadas durante el espacio dedicado a integrar visiones y opiniones de las comunidades, se destacó el empleo que estos proyectos han generado en los poblados andinos, la incorporación laboral a personas de más de 65 años, la contribución a la difusión del rico patrimonio de la región en Chile y el mundo producto de estas iniciativas, y el re-encantamiento de las comunidades con el oficio tradicional de la construcción en adobe.

Críticas por falta de presupuesto

Hacia el final de la presentación, el arquitecto Andrés Aninat  hizo referencia a los complejos problemas que está teniendo el sistema de sub-ejecución prestado por Fundación Altiplano para  el Programa de Puesta en Valor del Patrimonio (PPVP) SUBDERE-Gobierno Regional, que ha permitido lograr iniciativas patrimoniales de alta complejidad con empleo y aprendizaje para las propias comunidades andinas, pero que desde hace años viene generando problemas de financiamiento estructural a la entidad sub ejecutora, por no existir un programa plurianual estable ni financiamiento estructural para sostener las capacidades instaladas.

“La verdad, pese a los resultados logrados y al apoyo formal del gobierno, como Fundación, nos enfrentamos a un momento bastante complicado y es bueno compartirlo con las comunidades y los colaboradores. No todos son buenas noticias. Desde hace meses estamos desvinculando, muy a nuestro pesar, a profesionales y técnicos especialistas que se han formado por años en la región y que son los que permiten realizar en trabajo en sistema escuela taller, pues no tenemos cómo retenerlos. Además, ahora enfrentamos un informe de contraloría regional que observa gastos y rendiciones de proyectos del Gobierno Regional, sub ejecutados por Fundación Altiplano en 2015, lo que nos expone a situaciones tan complejas como no poder seguir prestando el servicio de sub-ejecución para PPVP, que mantenemos disponible en la región con mucho esfuerzo y que tanto beneficio ha generado”.

EA/css