Lo bueno y lo malo de tener un amor en la vida laboral

El sitio de búsquedas de trabajo, Laborum.com se preguntó, a horas de celebrarse el Día de los Enamorados, mañana 14 de febrero, qué es lo bueno y lo malo de un amor en la actividad laboral. En este ámbito, señalan, “las emociones y conflictos también son parte del día a día en nuestra vida laboral”.

Asegura la entidad que en Chile pasamos cerca de 2 mil horas al año, en promedio 45 horas semanales, en nuestros trabajos, tiempo suficiente para hacer amigos, redes de contactos y por qué no, encontrar el amor, aunque esto último puede tener consecuencias, como dicen, tanto positivas como negativas.

¿Es tan así? Saque sus propias conclusiones con el análisis que difunde laborum.  El primer punto a favor es que mejora el clima laboral, ya que la felicidad de unos, termina por traspasarse a su entorno, el cual también se beneficia. Una empresa que permita parejas entre sus colaboradores, es una empresa que pone de su parte para tener un ambiente amable y comprensivo.  En segundo lugar, contar con nuestra pareja como compañero de trabajo, nos incentiva para asistir con más gusto a nuestros empleos. Incluso, existen empresas que alientan las relaciones entre compañeros de trabajo, ya que estas aumentan naturalmente el interés por ir a trabajar, y con más energía. En tercer lugar, el sentido de pertenencia aumenta al tener a nuestra pareja junto a nosotros en la oficina, ya que relacionamos el progreso de la compañía con el de nuestro hogar. El sentimiento de pertenencia también aumenta porque sabemos que en la oficina contamos con un persona cercana que se preocupa especialmente por nosotros. En cuarto lugar apela a la empatía laboral, que nuestra pareja sea a la vez nuestro colega, hace que tenga mucho más comprensión con nuestro trabajo, sobre todo en áreas que demandan estar siempre atentos a contingencias, como médicos y periodistas. El quinto punto a favor tiene que ver con que es una relación que enfrenta desafío todos los días, habla de una pareja que es capaz de vencer obstáculos y de trabajar por un objetivo común, cosa que puede beneficiar el cumplimiento de metas a nivel laboral.

Mejor el amor lejos del trabajo

El primer punto en contra es tener a nuestra pareja en la oficina, donde expone nuestra privacidad al escrutinio permanente de nuestros compañeros de trabajo. Por eso, y para evitar malentendidos, siempre se recomienda transparentar las relaciones antes de que los rumores hagan lo suyo. El segundo, las discusiones entre parejas dentro de la empresa, suelen generar una tensión en el resto del equipo, que muchas veces significan también el traslado de problemas privados al espacio laboral. El tercero, las diferencias en los cargos pueden generar deterioro del clima organizacional, ya que si nuestra pareja ocupa un puesto directivo, cualquier ayuda o beneficio puede producir roces o celos innecesarios. Y el cuarto es confundir tiempos y pensar que el espacio que ocupamos con nuestra pareja en el trabajo, nos puede llevar a reducir el espacio de la necesaria vida privada. O a la inversa: ocupar tiempo destinado para el trabajo en esparcimiento con nuestra pareja, cosa que puede impactar directamente en la productividad.

¿Con qué punto de vista está de acuerdo?

EA/dq/css

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.