Crédito Imagen: Felipe Cantillana.

Laboratorio natural: Debaten acerca del futuro de Chile como polo astronómico

De acuerdo a diversas proyecciones para el 2021 Chile alcanzará el 70% de la capacidad astronómica mundial, consolidándose así como un polo turístico y una plataforma en esta materia. Ante ese escenario, la Academia Diplomática de Chile “Andrés Bello” y la Dirección de Energía, Ciencia y Tecnología e Innovación de la Cancillería organizaron un encuentro que tuvo como eje “Chile plataforma astronómica mundial: un desafío estratégico para la política exterior”.

Los participantes fueron los embajadores Juan Somavía y Gabriel Rodríguez; el presidente de Conicyt, Mario Hamuy; la Dra. María Teresa Ruiz, presidenta de la Academia Chilena de Ciencias; el Dr. Massimo Tarenghi, ex director de ESO Chile; el Dr. Roberto Assef, secretario de la Sociedad Chilena de Astronomía; el Dr. Chris Smith, jefe de Misión AURA; y Fernando Marinovic, gerente de Estudios de Imagen de Chile.

En la ocasión fueron analizadas las ventajas comparativas que tiene el país en el ámbito del desarrollo y la cooperación astronómica y cómo reforzarlas, además de evaluar las posibilidades que representan la instalación de nuevos proyectos astronómicos, que entrarán en operación en los próximos 5 años. Al respecto, la Directora Ejecutiva de Imagen de Chile, Myriam Gómez, destacó que “el potencial de Chile está siendo cada vez más reconocido en el extranjero. De acuerdo a nuestro último monitoreo a la presencia del país en prensa internacional, los descubrimientos y noticias astronómicas acapararon el 60% del total de artículos sobre temas científicos de Chile durante 2015. Esa cifra además, representa un incremento de más de un 10% respecto del año 2014”. 

También sostuvo que “a nivel interno también hemos ratificado que la astronomía es factor de orgullo para los chilenos.  De hecho, según un estudio realizado por nuestra institución en 2015, el 78% de la ciudadanía piensa que si se usara esta disciplina como una herramienta de posicionamiento mejoraría la percepción de nuestro país en el extranjero y el 87% piensa que Chile podría ser reconocido a nivel internacional como un lugar privilegiado para observar el universo”.

Asimismo, en el evento hubo reflexión en torno a cómo estas oportunidades deben involucrar estratégicamente a la política exterior de la nación y cuáles pueden ser las estrategias que permitan priorizar el desarrollo científico en Innovación, Investigación y Desarrollo (I+I+D) a partir de la presencia de los observatorios.

Crédito imagen: Francisco Negroni

Según el embajador Somavía, “deseamos profundizar en el necesario enfoque multidimensional que requiere el desarrollo de Chile como una Plataforma Astronómica Mundial. Acciones en el ámbito de la Política Exterior son necesarias, y la diplomacia científica es una pieza fundamental para potenciar nuestra condición de laboratorio natural, en la perspectiva de proteger el interés nacional y en beneficio de la humanidad”.

En ese contexto, emergió que uno de los desafíos es cómo incorporar el concepto de cooperación internacional con naciones que cuentan o no con observatorios, especialmente aquellos de menor desarrollo relativo.

El embajador Rodríguez concluyó que con este encuentro “se apunta a promover las mejores condiciones para la capacitación científica, la gestión de observatorios y servicios, posicionando a Chile como un actor en la evolución de la astronomía y el conocimiento del universo”.

EA