Fuegos de miedo: Con nulas medidas de seguridad, el acopio ilegal de fuegos artificiales pudo terminar en una tragedia.

La casa polvorín: Más de tres mil fuegos artificiales guardaba en su domicilio

En un domicilio ubicado en el seno del Barrio Chile de Arica, sector de alta densidad poblacional, la Policía de Investigaciones halló un acopio de 3 mil 178 fuegos artificiales de distinta clase, de fabricación brasileña y china. Pudo ser una tragedia. El lugar no tenía ninguna medida de seguridad.

 Los explosivos (bengalas, voladores y petardos) fueron encontrados por detectives de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos (Bridec) en diferentes partes del inmueble, expuestos a temperaturas ambientales, envueltos en bolsas y ocultos entre fardos de ropa americana.

Una de las versiones que investiga la policía indica que lo encontrado correspondería al remanente de una partida que habría sido comercializada durante el Carnaval Andino “Con la Fuerza del Sol”, realizado en Arica del 10 al 12 de febrero pasados.

Asimismo, otra arista del caso que indaga la policía señala que la propietaria de estos fuegos artificiales, una comerciante chilena identificada como F.C.B.A., de 45 años, los adquirió en Arica a extranjeros que los ingresaron ilegalmente al país.

El jefe de la Bridec Arica, subprefecto Emilio Massu, observó que “mantener fuegos artificiales en un inmueble, del tipo de vivienda casa particular, conlleva riesgos” y precisó que las sanciones para este ilícito se hayan tipificadas en la Ley 19.680, que modifica la Ley de Control de Armas y Explosivos.

En el mismo domicilio, los efectivos encontraron 181 mil 800 cigarrillos importados (909 cartones), otro producto de contrabando cuya forma de ingreso a Chile también es materia de indagatorias.

Entre uno y otro producto, la PDI recuperó especies avaluadas en casi 9,5 millones de pesos, lo que representa uno de los decomisos “más importantes, sin duda” de este tipo, en lo que va del año, para la policía civil, en el límite norte del país.

La mujer dueña de esta mercancía fue detenida tanto por infracción a la Ley de Control de Armas y Explosivos como por infracción a la Ordenanza de Aduanas.

En este caso la Fiscalía determinó que la imputada no compareciera en tribunales, pero que, en cambio, quedara a la espera de ser citada a declarar ante el Ministerio Público.

EA

/