Imagen de Archivo PDI.

Brisexme investiga confuso incidente de la mujer desnuda

Una serie de indagatorias debió realizar la Policía de Investigaciones en Arica para lograr mayor claridad en torno a las circunstancias de un caso protagonizado por una mujer que huyó desnuda desde el interior de un automóvil para solicitar auxilio, luego de un presunto intento de violación por parte de su conductor.

Las pruebas reunidas por los detectives de la Brigada de Delitos Sexuales y Menores (Brisexme) dentro de las primeras diligencias desestimaron el ultraje, pero derivaron en la detención del imputado por el delito de lesiones y amenazas.

Este incidente ocurrió la mañana del pasado sábado 14 y que recién ahora sale a la luz. La mujer de 28 años se encontraba junto a un hombre de 33 en el interior de un automóvil estacionado en calle Joaquín Toesca, en la población Cabo Aroca. Aparentemente ambos se habían conocido durante la madrugada en una fiesta realizada en el sector rural de Cerro Sombrero, donde estuvieron bebiendo.

“La mujer fue auxiliada en primera instancia por personas que oyeron sus gritos después que salió corriendo del vehículo. Estaba completamente desnuda y aseguraba que la persona que conducía había tratado de violarla o abusar de ella”, describió el subcomisario de la Brisexme, Mario Lazcano.

Los médicos del hospital regional constataron que la denunciante no había sido víctima de ultraje, pero sí hallaron algunas lesiones en la piel que podrían ser relacionadas con un eventual forcejeo.

El imputado reconoció ante la policía que estuvo con la mujer al interior del vehículo, pero, según dio a entender, ésta se desnudó repentinamente para luego salir huyendo. Esta situación, supuestamente, se produjo después que la víctima aceptó un ofrecimiento del hombre para llevarla hasta su domicilio.

Las versiones contrapuestas sobre lo que ocurrió al interior del automóvil derivaron en la formalización del individuo por el delito de lesiones leves y amenazas simples en el Juzgado de Garantía de Arica.

El imputado quedó con prohibición de acercarse a la víctima y la justicia entregó un plazo de cierre de la investigación de 60 días al Ministerio Público.

EA

/