Impacto mundial por avión estrellado en Ucrania: 295 muertos

Conmoción mundial ha provocado la caída de un avión de Malasia Airlines, en la conflictiva zona de la frontera entre Rusia y Ucrania, con 295 personas a bordo, que cubría la ruta Amsterdam-Kuala Lumpur.

Las informaciones indica que la nave fue derribada por un misil de origen desconocido. La aerolínea informó en la red social Twitter de que había perdido contacto con el vuelo MH017 procedente de Ámsterdam, y que la última posición de la aeronave estaba en el espacio aéreo ucranio.

El ministro de Interior ucranio ha asegurado que no hay sobrevivientes, en declaraciones a Interfax que cita la Agencia Reuters. El primer ministro del país, Petro Poroshenko, ha declarado en un comunicado que “no excluye” que el avión “haya sido abatido”. Un portavoz del primer ministro ha precisado después que Poroshenko cree que se trata de un “acto terrorista”.

La aeronave es un Boeing 777-200, y en ella iban 280 viajeros y 15 miembros de la tripulación. Desapareció de los radares de Ucrania a una altura de 10.000 metros, según fuentes policiales ucranias citadas por Interfax.
La agencia que regula la aviación civil en EE UU ha emitido una alerta a las aerolíneas para que eviten la frontera entre Ucrania y Rusia. Múltiples aerolíneas de todo el mundo están anunciando por goteo que van a evitar sobrevolar la zona; entre ellas Air France, British Airways o Turkish Airlines.

Según la agencia rusa Interfax, la aeronave ha caído cerca de la localidad de Donetsk, feudo de los rebeldes prorrusos. Un miembro del servicio de emergencias en el lugar de los hechos ha confirmado que hay al menos 100 cuerpos en un radio de unos 15 kilómetros en torno a donde se ha estrellado el avión, informa Reuters.

Poroshenko ha negado en el comunicado presidencial que las fuerzas armadas ucranias hayan efectuado “disparos susceptibles de alcanzar blancos en el aire”. El primer ministro ucranio ha ordenado una investigación sobre el suceso, y Anton Herashenko, un asesor del ministro del Interior, ha acusado directamente a los separatistas prorrusos de haber atacado el avión.

En el lado separatista, el primer ministro de la autodeclarada república popular de Donetsk, Alexander Borodai, ha acusado, por su parte, a Kiev del siniestro, según medios rusos.
EA/Imagen: Diario el pais.com