En la región, la religiosidad y fe se expresa en la Cruz de Mayo .

Fervor religioso en la región por la Cruz de Mayo

La tradición se extiende por más de 50 años en la población Maipú Oriente, al igual que en otras comunidades religiosas de la ciudad, este miércoles en la Parroquia  Santa Cruz, familias de los diversos puntos de la región, llevaron en sus manos la Cruz de Mayo familiar.

En esta oportunidad, el sacerdote Claudio Barriga, procedió a oficiar la misa ante más de un centenar de feligreses y destacó la devoción y fervor religioso, más aun coincidente con el aniversario número 57  de la Parroquia. Celebración también se realiza en los Valles de Azapa, Lluta, Codpa, Camarones y en las diversas comunidades de las Comunas de Putre y General Lagos.

A nivel familiar en la ciudad, como en los valles, la festividad no dura más de dos días y se realiza de manera intima ó con los vecinos del sector agrícola donde se encuentra la “Cruz”, en cambio, en las comunidades como Putre, Socoroma y algunas comunidades de la pre cordillera, la fiesta dura más de una semana y tiene como punto relevante procesión de las cruces.

En el caso del altiplano, según el doctor en Historia, Carlos Choque, la fiesta durante muchos años no se realizaba en todas las comunidades, porque las comunidades habían adoptado la religión evangélica, sin embargo, la fiesta se continuó realizando principalmente en Visviri y hoy, otras comunidades comienzan a recuperar esta fiesta tradicional.

Cruz de Mayo 2017, un compromiso con la fe.

Lo característico de esta fiesta es el colorido y adornos de las Cruces, lo cual los alféreces y pasantes realizan con mucho esmero y cariño, pues la “Cruz es celosa y severa cuando la actividad se realiza de mala manera”.

En esta oportunidad, este inicio de la fiesta de fe, reencuentro familiar y aparición de un espíritu comunitario, contempló una procesión por el contorno de la Plaza 1° de mayo, que en los próximos días vivirá la celebración y despedida de los bailes promesantes.

EA/ma/css

/