Evasión fiscal millonaria es lo que habría resultado de la internación de las de más de diez mil cajetillas de cigarrillos, sin considerar de que se traten de mercadería falsificada.

En Control Fronterizo Chacalluta decomisan más de 10 mil cajetillas de cigarros

Tres procedimientos evitaron la defraudación fiscal de más de $22 millones al interceptar el contrabando de 10.175 cajetillas de cigarrillos Carnival y Esse Change en el control fronterizo Chungará y Chacalluta.

En el primer caso, el trabajo en conjunto de fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas  junto a funcionarios del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) permitió incautar 9.410 cajetillas de cigarrillos de la marca Carnival.

Mientras los funcionarios realizaban el proceso de revisión de camiones en el complejo fronterizo Chungará se percataron de que el vehículo conducido por el chofer boliviano A.Q.CH. traía los tensores de la carpa que cubría la carga sueltos, por lo que, y luego de verificar fallas en los precintos, observaron que dentro del semirremolque venían ocultas 16 cajas o “pacas” de cigarrillos, las que pretendían ser comercializadas en la ciudad de Arica.

Los otros dos casos fueron descubiertos en el complejo fronterizo Chacalluta utilizando el mismo sistema de ocultamiento. Después de efectuar el circuito de búsqueda correspondiente, el can detector “Cash” alertó sobre la existencia de cigarrillos en el tablero y  respaldo del asiento trasero de dos vehículos, los cuales eran conducidos por los choferes peruanos M.S.F. y O.CH.V.

Luego de una inspección más exhaustiva en el pozo de revisión, los aduaneros hallaron 765 cajetillas de cigarrillos de las marcas Carnival  y Esse Change. Ambos choferes señalaron que debían hacer la entrega de la mercancía en el terminal de buses internacional de Arica.

En total se decomisaron 10.175 cajetillas de cigarrillos, cuyo cálculo de evasión fiscal  es de   $22.018.383.

La mercancía quedó incautada a la espera de su destrucción. En tanto, todos los involucrados fueron acusados de contrabando según el Artículo 168 de la Ordenanza de Aduanas y se exponen a penas privativas de libertad y multas de hasta 5 veces el valor de las mercancías.

EA

/