Despachan a ley despenalización de la interrupción del embarazo en tres causales

Con la reposición de las normas referidas a la interrupción del embarazo de menores de 14 años y las opciones para la autorización, se despachó a ley el proyecto que regula la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo cuando:

– 1. La mujer se encuentra en riesgo vital, de modo que la interrupción del embarazo evite un peligro para su vida.

– 2. Si el embrión o feto padece una patología congénita adquirida o genética, incompatible con la vida extrauterina independiente, en todo caso de carácter letal.

3. Si el embarazo es resultado de una violación, siempre que no hayan transcurrido más de 12 semanas de gestación. Tratándose de una niña menor de 14 años, la interrupción del embarazo podrá realizarse siempre que no hayan transcurrido más de 14 semanas de gestación.

Asimismo, el mensaje se complementa con alternativas que respeten el derecho de las mujeres a expresar libremente su voluntad al respecto, sea que deseen continuar el embarazo u opten por interrumpirlo.

Pese a la mayoría alcanzada, el debate estuvo marcado por la presentación de los congresistas de oposición ante el Tribunal Constitucional; asimismo se reiteraron argumentos como ¿cuándo comienza la vida?; los derechos de la mujer; y la “politización” que alcanzó el proyecto, a juicio de algunos de los legisladores.

El informe de la Comisión Mixta obtuvo 22 votos a favor y 13 en contra y contó con las intervenciones de los senadores Baldo Prokurica, Fulvio Rossi, Isabel Allende, Hernán Larraín, Pedro Araya, Alberto Espina, Lily Pérez San Martín, Francisco Chahuán, Guido Girardi, Carolina Goic, Ricardo Lagos Weber, Andrés Allamand, Felipe Harboe, Carlos Bianchi, José García Ruminot, Adriana Muñoz, Juan Antonio Coloma, Alejandro Guillier y Alejandro García Huidobro.

En concreto, la Comisión Mixta repuso las normas introducidas por el Senado, que exigen que, tratándose de una niña menor de 14 años y previo a proceder a la interrupción del embarazo por cualquiera de las tres causales, será necesario además de su consentimiento, el de uno de sus representantes legales, pudiendo este último ser suplido por una autorización judicial, conforme al procedimiento que se señala.

También se repuso la norma que permite prescindir de la solicitud de autorización de los representantes legales cuando, a juicio del médico, ello pudiera producir una reacción negativa en aquéllos, exponiendo a la menor de 14 años, o a la mujer judicialmente declarada interdicta por causa de demencia, a un riesgo grave de maltrato físico o psíquico. En este caso se solicitará una autorización judicial sustitutiva, guardándose las reservas procedimentales que se establecen.

Opiniones:

Prokurica (RN):
“A través de este proyecto estamos dilucidando si podemos autorizar si alguien -ante problemas que son graves- decida sobre la vida de un ser humano. Los que hemos estado en contra del aborto tenemos el desafío como país que ninguna mujer embarazada en Chile encuentre que su maternidad es un problema”.

Rossi (PS):
“Si no reponemos los incisos rechazados por la Cámara, este proyecto NO tendrá un procedimiento para resolver situaciones extremas en el caso de las menores de 14 años que son violadas y quedan embarazadas. Con esto estamos invocando el principio de autonomía y cuando son violadas por familiares, el equipo médico puede impedir poner en riesgo a la menor, poniendo los antecedentes ante tribunales”.

Larraín (UDI):
“Lamento que en la Mixta se haya caricaturizado el rechazo como un tema religioso o de ultra derecha; además lamento que la Ministra del Sernam no haya respondido ninguna de nuestras interrogantes. (…) La norma que se cayó en la Cámara ayuda a asegurar la posibilidad del aborto libre, así que no sigamos con eufemismo”.

Chahuán (RN):
“Una menor de 14 años no tiene la capacidad para consentir una relación sexual, pero si tiene la capacidad para tomar la decisión de interrumpir una vida intrauterina, nosotros hemos sostenido que esta es una norma que vulnera el derecho a la corresponsabilidad de los padres de criar a sus hijos”.

Girardi (PPD):
“Aquí lo que han intentado establecer los conservadores es que tendría el mismo derecho un ser humano completo que un óvulo fecundado, pero cuando está en riesgo la vida de la madre, hasta los conservadores privilegian a la persona y no al óvulo fecundado”.

Goic (DC):
“Hoy día lo que hacemos es reponer la norma para las menores, que quizás es el tema más duro y más complejo, cuando hablamos de realidades donde niñas son violadas muchas veces en sus propias casas y por familiares y amparadas en el silencio cómplice de quienes debiesen protegerlas”.

Coloma (UDI):
“Es un día histórico pero, lamentablemente, no por las razones correctas. Me chocan estos comentarios porque cientos de miles de vidas estarán destinadas a no poder existir. Es un momento triste y espero que este proyecto sea reversible en el Tribunal Constitucional”.

Guillier (PR):
“Regular el procedimiento en casos muy específicos le da calidad de titulares de derechos fundamentales a menores y se releva el rol de los padres, sin embargo, la discusión ha vuelto a planteamientos genéricos y nos retrotrajo a una discusión anterior. Por eso es necesario aclarar que este proyecto establece el principio de justicia porque deja a la mujer la decisión de continuar o no el embarazo en 3 situaciones muy acotadas”.

EA/

/