El delincuente de origen venezolano trató de huir hacia Perú. La pregunta que queda es ¿cómo ingresó al país si tenía antecedentes? ¿cómo estaba libre si ya realizó acciones similares?

Delincuente trató de huir del país, pero fue capturado en el paso fronterizo Chacalluta

Detectives de Arica detuvieron a un venezolano de 25 años que huía de Chile, a través del paso fronterizo Chacalluta, luego de perpetrar un violento asalto en el departamento de una trabajadora sexual de la misma nacionalidad, en la comuna de Providencia, en la capital.

El jefe de la Brigada Investigadora de Robos (Biro) Arica, comisario Juan Abarca, explicó que el extranjero, iniciales A.D.M.R., llegó el domingo en la tarde hasta el límite con Perú, donde fue detenido por efectivos de Policía Internacional, a raíz de una investigación que lleva adelante la Biro Metropolitana Oriente.

Este lunes el sujeto fue puesto a disposición del Juzgado de Garantía de Arica, el que decretó su traslado al 8° Juzgado de Garantía de Santiago para su formalización por el delito de robo con violencia.

“Un trabajo de inteligencia realizado por los detectives de la Biro Metropolitana Oriente nos puso en alerta sobre el posible paso del imputado hacia el Perú. Fue así como realizamos las coordinaciones necesarias para evitar su fuga del país. Se trata de un hombre que enfrenta acusaciones de un delito violento, quien además pudo haber estado involucrado en otros hechos similares, lo que será despejado con la investigación que se realiza en la capital”, indicó el comisario Abarca.

Los antecedentes de la investigación de la PDI indican que el asalto fue perpetrado el 6 de febrero por el imputado y dos sujetos más que siguen siendo buscados por la policía.

Los antisociales maniataron con cinta adhesiva a la víctima y la golpearon en reiteradas ocasiones en la cabeza, con un arma de fuego, para exigirle la entrega de dinero que presumían mantenía en su domicilio.

No lograron ningún botín en efectivo, por lo que debieron conformarse con huir con un computador portátil y una tableta utilizada como teléfono móvil.

Si bien la víctima residía en el departamento junto a una compañera, ésta última no se encontraba presente al momento del atraco porque había salido para atender a un cliente.

Un aspecto importante, clarificado por la investigación de la Biro Metropolitana Oriente, es que el imputado y la víctima no eran desconocidos, sino personas que habían alcanzado cierto grado de confianza en el ámbito de los negocios.

Previamente, el individuo había propuesto a la mujer realizar juntos un negocio de envío de dinero al extranjero, rubro que él decía dominar en su calidad de ex trabajador de una casa de cambio de Santiago. La víctima, quien frecuentaba este lugar, había logrado llamar su atención con depósitos de dinero a Venezuela.

El día del robo el sujeto buscó una excusa para acudir al departamento de la trabajadora sexual, con la esperanza de dar con una presunta alta suma guardada al interior del inmueble.

Producto de los golpes, la víctima sufrió múltiples heridas en su cabeza, pese a ello, opuso resistencia, logrando arrebatar a sus agresores un gorro, un lente e incluso el arma de fuego.

El comisario Abarca recordó que la Policía de Investigaciones recomienda, frente a delincuentes que actúan con violencia, no oponer resistencia, pero sí fijarse en la mayor cantidad de detalles posible (tatuajes, nombres o apodos por los que se llamen, ropas, patentes, etcétera) que en el futuro ayudarán a los detectives a dar con más rapidez con el paradero de los responsables.

EA

/