De ocho en el país, dos áreas silvestres protegidas estarán en la región

CONAF celebró el Día del Árbol en el valle de Chaca, cita que permitió recibir una propuesta en la cual se crearían las dos primeras áreas silvestres protegidas en la región de un total de ocho que se concretarían en el país, durante la presente gestión del Gobierno de Sebastián Piñera.

Héctor Peñaranda, director regional de CONAF, subrayó este anuncio, realizado hace unos días por el director ejecutivo de CONAF, José Manuel Rebolledo, en el sentido de sacar adelante la propuesta de creación de ocho nuevas áreas silvestres protegidas del país, de las cuales dos están en la región. “Una de ellas está precisamente en Chaca, y su objetivo será aportar a la conservación del picaflor de Arica (Eulidia yarrellii). Como CONAF estamos llevando adelante el proceso respectivo para esta denominación. Hicimos el informe justificatorio y creemos que esta unidad, que pasaría a ser parte del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado, estará pronto dentro de la categoría y nombrada como Monumento Natural Picaflor de Arica”. La segunda área que está anunciada para la región es el Monumento Natural Tillandiales de Poconchile, quedando ambas en la comuna y provincia de Arica.

Peñaranda, resaltó, además, tres focos principales con motivo de la fecha medioambiental. Por un lado, aquilató el hecho de estar junto a los niños y niñas, transmitiendo la importancia de los árboles y su aporte a la biodiversidad, en segundo lugar, resaltó el hito de estar plantando la especie nativa Haplorhus peruviana, conocida como carza, lograda gracias al esfuerzo y capacidad técnicas de los viveristas que trabajan en el vivero Las Maitas, y que ha conllevado una experiencia larga de ensayo y error, con resultados positivos en este minuto.

Por su parte el seremi de Agricultura, Jorge Heiden valoró el quehacer de CONAF en materia de rescate de especies endémicas o propias de la zona. “En este Día del Árbol quiero resaltar la importancia de CONAF en la producción y multiplicación de especies como la carza o carzo, que aportará a la preservación del colibrí o picaflor de Arica”. Asimismo llamó a “reflexionar en esta fecha respecto a qué estamos haciendo como seres humanos para aportar al medioambiente a través de los árboles”.

Los asistentes siguieron luego hasta el sitio de Chaca, que actualmente CONAF tiene a su cargo, tras la entrega por parte de Bienes Nacionales, donde se plantaron dos ejemplares de carza, en este caso los primeros que salen de la producción del Vivero Las Maitas, logrados vía reproducción por semillas. El método busca recuperar de manera más rápida la renovación de la especie, la que actualmente está categorizada como “vulnerable”, en materia de su conservación, y forma parte del hábitat del picaflor de Arica.

EAN/yf/css

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.