Datos: BH-PDI investigan 183 muertes en Arica entre 2014-2016

La Brigada de Homicidios (BH) y el Laboratorio de Criminalística de la PDI investigaron 183 sitios de suceso por muerte en Arica, entre los años 2014 y 2016, revela una estadística de la policía civil.

Esta cifra representa el 1,6% de las concurrencias por muerte realizadas a nivel nacional por la Policía de Investigaciones en el mismo periodo.

Por otro lado, desde enero hasta junio de este año, estas unidades especializadas se constituyeron para trabajar, por el mismo motivo, en 41 sitos de suceso de Arica, cifra que representa el 1,3% de las concurrencias por muertes en todo Chile, en el mismo periodo.

Estos sitios de suceso han estado relacionados con distintos tipos de muerte, como suicidio, homicidio, hallazgo de osamentas, aborto, hallazgo de feto, parricidio, accidentes y causas naturales, entre otros.

El jefe de la BH, subprefecto Carlos Bartheld, señaló que en las investigaciones de sitios de suceso por muerte o hallazgo de cadáveres confluye un trabajo coordinado entre oficiales de la BH, peritos del Lacrim y médicos criminalistas, todos los cuales aportan al proceso investigativo, para establecer la causa probable de muerte y descartar o confirmar la participación de terceras personas.

De hecho, a partir de este año la Policía de Investigaciones cuenta en Arica con un médico para la investigación criminal de las diferentes unidades especializadas de la región, pero principalmente de la Brigada de Homicidios (BH).

Este profesional es parte de un plan institucional que integra facultativos a las 22 Brigadas de Homicidios del país.

El especialista concurre con los Detectives a sitios de suceso; elabora informes médico-externos del cadáver y periciales criminalísticos; asiste a reconstituciones de escena; realiza reconstituciones criminodinámicas; orienta investigativamente casos de responsabilidad profesional (negligencias médicas); asesora de forma directa o presta asistencia técnica en procedimientos de exhumaciones y concurre a juicios orales, entre otras tareas.

La incorporación de este médico permite a los detectives de la BH obtener una apreciación más objetiva de sitios del suceso con cadáveres, aumentando por un lado las posibilidades de respuesta de la policía frente un hecho de características criminales y entregando por otro lado una asesoría con mayor precisión científica al Ministerio Público dentro de la atapa de las primeras diligencias, con una causa probable de muerte y otras apreciaciones que luego serán contrastadas con los exámenes de los organismos técnicos pertinentes, como el Servicio Médico Legal.

EA

/